El crimen del joven gay de 24 años generó gran estupor en toda Europa.


La Policía Nacional española detuvo a tres jóvenes, de entre 20 y 25 años y vecinos de A Coruña, como presuntos autores de la brutal paliza que provocó la muerte de Samuel Luiz, en un posible crimen de homoodio. La policía señaló en un tuit que la investigación “continúa abierta hasta el total esclarecimiento de los hechos” y que” no se descartan más detenciones en las próximas horas”.

Según el diario local La Opinión, las detenciones se efectuaron a lo largo de la mañana y primeras horas de la tarde de hoy. La Justicia decretó el secreto de sumario y según se supo el lunes declararon unas 15 personas.

El trabajo de la policía se centra en las declaraciones de los testigos y en el visionado de las imágenes captadas por teléfonos móviles y cámaras de seguridad de la zona en la que se produjo la agresión.

Cómo fue el crimen de Samuel Luiz
Faltaban diez minutos para las 3 de la mañana del sábado cuando Samuel y su amiga Lina salieron del pub El Andén para fumar un cigarrillo y hacer una videollamada con Vanesa, la novia de Lina

“En ese momento pasaron un chico y una chica juntos, de más o menos la edad de Samuel, y él nos gritó que dejásemos de grabarles”, recordó Lina en diálogo con el diario español El Mundo.

Sin darle importancia, Samuel y Lina le explicaron al joven que se trataba de un malentendido, y que simplemente estaban haciendo una videollamada. Incluso Vanesa, al otro lado del teléfono, levantó la voz para corroborar la versión. Sin embargo, el hombre, dirigiéndose exclusivamente a Samuel, le gritó: “O paras de grabar o te mato, maricón”.

A Samuel solo le dio tiempo a preguntar: “¿Maricón de qué?” y el chico “le pegó un puñetazo muy fuerte”.

Entonces apareció otro joven que intercedió para intentar que el agresor dejara de golpear a Samuel. Todavía aturdido por los golpes, Samuel le pidió a su amiga que busque su celular que se le había caído y se quedó solo.

Una persecución de 250 metros y patadas en la cabeza
A los pocos minutos, el chico que lo había agredido volvió acompañado de varias personas que persiguieron a Samuel a lo largo de dos cuadras y media por la Avenida de Buenos Aires y, una vez que lo acorralaron, lo golpearon en el suelo.

Los asesinos de Samuel lo persiguieron 250 metros y le golpearon durante 15  minutos hasta matarlo

Según las cámaras de seguridad de la zona, Samuel dejó de moverse tras 15 minutos de golpes y patadas continuadas. Un testigo contó al sitio el Español que la patota lo persiguió y golpeó “durante 250 metros hasta que logran tirarle al suelo”. “Ahí empiezan a pegarle patadas, sobre todo en la cabeza”, declaró. Samuel “intentó zafarse, taparse y escapar, pero nunca combatir los golpes”, precisó sobre la víctima.

Traumatismo craneoencefálico
“Cuando llegué me encontré a Samuel en el suelo inconsciente, ellos ya no estaban, lo habían dejado allí tirado y se habían escapado corriendo. Cuando lo vi supe que no iba a salir adelante”, dijo Lina.

Samuel no pudo sobrevivir a la paliza y murió en el hospital de A Coruña esa misma madrugada. Según el informe preliminar de la autopsia, murió de un traumatismo craneoencefálico severo aunque su cuerpo estaba politraumatizado.

Dos jóvenes se abrazan en una protesta en Madrid por la muerte de Samuel Luiz. (Foto: DPA/Alejandro Martínez Vélez).
Sus amigos denunciaron un crimen de homoodio y miles de personas salieron a reclamar justicia por Samuel en las calles de A Coruña y otras ciudades como Madrid.

El jefe de Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, condenó la brutal paliza mortal a Samuel, que calificó de “acto salvaje y despiadado”. También dijo confiar en que la policía “dé pronto con los autores del asesinato de Samuel y esclarezca los hechos”.

“No daremos ni un paso atrás en derechos y libertades. España no lo va a tolerar. Todo mi apoyo a su familia y seres queridos”, escribió el mandatario en Twitter.