Los presuntos magnicidas fueron interceptados por los funcionario de seguridad tras un intenso tiroteo en el sector de Pélerin, donde se encuentra la residencia del mandatario

La policía haitiana confirmó que cuatro “mercenarios” fueron asesinados y otros dos detenidos tras el asesinato del presidente Jovenel Moise.

“Cuatro mercenarios fueron asesinados, dos puestos bajo nuestro control. Tres policías que habían sido tomados como rehenes fueron recuperados”, dijo el director general de la policía, Leon Charles, en un comunicado por televisión.

Agregó que la Policía persiguió a los asesinos inmediatamente después del ataque a tiros contra Moise y su esposa, que sobrevivió, en su residencia de Puerto Príncipe, en la madrugada del miércoles.

Los presuntos asesinos fueron interceptados por la Policía tras el intenso intercambio de disparos en el sector de Pélerin, donde se encuentra la residencia de Moise, “poco antes de las 6 de la tarde”, según adelantó el secretario de Estado de Comunicación, Frantz Exantus, a través de Twitter.

En la comparecencia, el ministro de Cultura y Comunicación, Pradel Henríquez, reiteró que los atacantes son extranjeros que hablan español e inglés, pero no aportó detalles sobre su nacionalidad o identidad.

Los hombres estaban armados con fusiles, según la versión ofrecida por las autoridades haitianas. Los residentes en la zona de Pélerin, en la capital de la isla, informaron que durante la tarde del miércoles se registraron fuertes tiroteos en el lugar.

El primer ministro interino, Claude Joseph, subrayó que la situación de seguridad del país está “bajo control” después del asesinato

Asimismo, informó que se realizó el informe forense acerca de la muerte de Moise y posteriormente, su cadáver fue trasladado a una morgue en la capital.

Con relación al estado de salud de la primera dama, Martine Moise, también herida en el ataque, aseguró que se encuentra “fuera de peligro”, después de haber sido trasladada a un hospital de Miami, (Estados Unidos).

Joseph también informó que mantuvo una conversación telefónica con el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, con quien conversó sobre la situación política del país.

En concreto, hablaron de la organización de las elecciones presidenciales y legislativas, previstas para el próximo 26 de septiembre, y sobre la oposición.

“Afortunadamente, muchos sectores en la oposición condenaron el asesinato”, dijo Joseph, quien horas antes había pedido expresamente a la oposición sumarse a la repulsa del magnicidio.

Moise fue asesinado en un ataque perpetrado este miércoles de madrugada en su residencia privada y en el que también resultó herida de bala la primera dama, según informó el primer ministro interino, Claude Joseph, en un comunicado.