Nicolás Ezequiel Notario había sido visto por última vez el martes 29 de junio pasado. Este miércoles por la tarde, la Policía Bonaerense encontró su cuerpo carbonizado en un terreno baldío del partido de Esteban Echeverría.

El joven de 28 años había salido de su casa ubicada sobre la calle Evita al 2300 de la localidad de Monte Grande, al sur del Gran Buenos Aires, a bordo de su moto. Nunca volvió, por lo que su familia decidió presentar una denuncia por averiguación de paradero en la Comisaría 1° de Esteban Echevería.

En la tarde de ayer, un llamado al 911 alertó a los efectivos de esa dependencia de la presencia de restos quemados en un descampado ubicado en el cruce de las calles Condarco y Maipú de la localidad de Canning. El cuerpo estaba quemado pero un hermano de Nicolás acudió al lugar y lo reconoció por algunos restos de su ropa y una cicatriz en la cabeza.

Los restos del joven habían sido quemados y la autopsia determinó que había recibido un disparo

Los restos del joven habían sido quemados y la autopsia determinó que había recibido un disparo

La fiscal Verónica Ciffarelli de la UFI N° 2 de Esteban Echeverría, a cargo de la investigación, ordenó de inmediato la realización de la autopsia correspondiente, que determinó que el joven había recibido un disparo en el abdomen antes de ser quemado.

Los investigadores creen que el joven habría participado de un enfrentamiento el sábado pasado entre un grupo de personas por una deuda de dinero, en el que resultó herido.

En las últimas horas, tras la aparición del cuerpo, los efectivos de la Seccional Primera detuvieron a un hombre de 31 años, el único sospechoso hasta el momento por el crimen.

Se trata de Lucas Pérez, un integrante del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que prestaba servicio en la Unidad Penitenciaria 40 de Lomas de Zamora y estaba de licencia desde el 23 de diciembre del año pasado. La fiscal Ciffarelli, sin embargo, investiga todavía la posible participación de otras personas en el crimen.

Los investigadores creen que el joven participó de un enfrentamiento con un grupo de personas por una deuda

Los investigadores creen que el joven participó de un enfrentamiento con un grupo de personas por una deuda

Los hermanos, amigos y vecinos de Notario que movilizaron la búsqueda del joven en los últimos días, lo despidieron en redes sociales con fotos, mensajes y reclamos de Justicia por el homicidio.

Su hermana Verónica comentó en una publicación con la noticia del hecho con la hipótesis de la familia sobre lo ocurrido. “Mi hermano no era un delincuente, mi hermano era un pibe que respondía a cualquier problema de un amigo. Pero este Lucas Pérez le mintió, le dijo ‘vení que tengo problemas’ y él acudió. En ese enfrentamiento hieren a mi hermano, al cual él descuartiza y prende fuego”, escribió. “Mi hermano dejó su moto en lo de Lucas Pérez. Quien sea conocido sabrá que era una mierda que hacía entraderas a los tranzas y tomaba casas, un psicópata”.

“¿Por qué? Me rompiste el corazón. No puedo explicar el vacío que me dejaste, no puedo explicar lo que siento, me quitaron a mi papá, mi tío, la persona que estuvo para mí siempre. Ahora cómo le explico a la Mumy que no vas a estar más en mi vida. ¿Cómo sigo sin vos?”, escribió también su sobrina Lucía, que este miércoles participó de una manifestación junto a vecinos y familiares. “Te amo con mi vida entera tío. No tengo fuerzas”.