10.8 C
Santa Fe
viernes 1 de julio de 2022

El riesgo país subió más de 500 puntos y los bonos se desplomaron 30%

Foto: Archivo

Te puede interesar

Los títulos Globales son negociados en sus precios más bajos en cuatro meses, mientras que el indicador de JP Morgan volvió a superar los 1.600 puntos.

Hace diez meses el Gobierno argentino concretó una histórica reestructuración de la deuda soberana con acreedores privados, a través de un canje de bonos por más de 100.000 millones de dólares.

Las dificultades económicas de la Argentina, que atraviesa tres años de recesión, se profundizaron con los efectos negativos de las restricciones impuestas a la actividad, en el marco de las medidas de aislamiento por el coronavirus.

Por ello, los flamantes bonos en dólares fueron cayendo de precio mes a mes, en el sentido contrario al esperado, pues los agentes del mercado anticipaban una paulatina mejora de las condiciones crediticias luego de la regularización de los pasivos, que transitaron un “limbo” a partir del reperfilamiento y el regreso del “cepo” cambiario en septiembre de 2019.

Así fue que los bonos Globales -en dólares bajo ley extranjera- que habían salido al mercado a un precio cercano a los USD 50, mantienen una pérdida de 29,6% en promedio, mientras que el riesgo país trepó más de 500 puntos en diez meses, a los 1.619 puntos básicos de este jueves.

Hay que recordar que el 10 de septiembre del año pasado, concretado el canje soberano el riesgo país cayó a menos de la mitad, desde las 2.147 unidades a 1.101 unidades, al incorporarse a la medición los flamantes.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones subrayaron que el indicador de JP Morgan, que mide la brecha de tasas de los bonos de los EEUU con sus pares emergentes, se mantuvo en las últimas ruedas “por encima de los 1.600 puntos, cerca de los niveles máximos post reestructuración que observamos a principios de marzo”.

En el mismo sentido, el precio promedio ponderado de estas seis emisiones (GD) con vencimientos que van desde el 2029 al 2046 trepó hasta USD 35,18 su rendimiento promedio se ubicó en torno al 17,6%, una elevada tasa que semeja la de bonos en situación de default.

¿Por qué no repuntan los bonos soberanos?

Además de las débiles condiciones macroeconómicas del país, que necesita crecer para generar recursos con los cuales honrar su deuda, se suman las dudas generadas por la lenta negociación con los organismos multilaterales, a los que se les adeudan unos USD 50.000 millones, y la escasez de divisas en las arcas públicas, que son la garantía del repago de los nuevos títulos.La degradación de categoría del mercado argentino por parte de MSCI acentuó la tendencia bajista de los bonos

“El FMI advierte sobre la incertidumbre que genera la evolución de la pandemia, sobre los riesgos de una aceleración de la inflación a escala global y sobre la disparidad en el ritmo de recuperación económica entre los distintos países, aunque también realiza algunos comentarios específicos sobre Argentina”, precisó Research for Traders. Y agregó que “en particular, planteó que el país necesita políticas monetarias y fiscales más restrictivas, dos ejes centrales de la negociación”.

Un golpe definitivo a la recuperación de precios de los bonos vino de la mano del mayor proveedor de índices financieros del mundo MSCI, que reclasificó el pasado 24 de junio al mercado argentino como “standalone” (independiente) por la prolongada aplicación de controles de capital.En medio de la negociación por la deuda, el FMI advirtió que Argentina necesita políticas monetarias y fiscales más restrictivas

Un análisis de TSA Bursátil enfatizó que “la reclasificación de Argentina por parte de MSCI, también fue una de las novedades que más resonaron. Se le otorgó la categoría de standalone, un escalón por debajo del Mercado de Frontera esperado por los analistas. Las consecuencias de esta baja son negativas en términos de los flujos de inversiones dirigidos hacia el mercado local. Pasar a Mercado de Frontera hubiese implicado una salida de fondos de aproximadamente USD 620 millones focalizados en inversiones en países emergentes, compensando por un ingreso de USD 120 millones de parte de quienes invierten en países frontera. La baja a standalone, en cambio, también significa la salida de USD 620 millones, pero sin contar con incorporaciones de fondos”.

“Esta nueva recalificación no estaba contemplada por el mercado y por ello el reacomodamiento bajista de precios, que esperemos sea rápido ya que simplemente es un movimiento de flujo de fondos y no de valuación de empresas en sí”, afirmó a Reuters Ramiro Marra, director de Bull Market Group.

[comentarios]

Últimas noticias