“La información que tenemos hasta ahora es que la única fuerza que habría mandado material antidisturbios es Gendarmería”, remarcó Frederic.

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, afirmó este sábado que la denuncia contra el gobierno de Mauricio Macri por apoyar la destitución de Evo Morales es “algo gravísimo, bochornoso y escandaloso”, y detalló que Gendarmería habría sido la “única fuerza” que envió material antidisturbios y unas 70.000 municiones.

“La información que tenemos hasta ahora es que la única fuerza que habría mandado material antidisturbios es Gendarmería”, remarcó Frederic. En declaraciones radiales, la funcionaria nacional sostuvo: “Hasta acá tenemos información del envío de 70.000 municiones por parte de la Gendarmería, no de 40.000”.

A su entender, “que haya trascendido este tema ahora tiene que ver con el recambio de autoridades en Bolivia” tras la asunción de Luis Arce como Presidente. Frederic remarcó que “la información preliminar que hay es que el gobierno de Mauricio Macri apoyó un golpe de Estado y aparentemente a las fuerzas sediciosas”.

“El jueves enviamos notas a los jefes de las fuerzas federales para que indiquen si hubo movimientos o no”, indicó la ministra de Seguridad, y agregó: “No se trataría de material bélico sino antidisturbios”.

Sobre la cantidad, dijo que hay dos notas con pedidos de Gendarmería a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) para la salida de 70.000 municiones, luego de que la denuncia original hablara de 40.000.

Frederic denunció que “muchas dependencias del Estado participaron del envío” y destacó: “Tengo entendido que algo similar ocurrió con Ecuador con el apoyo al golpe de Estado en Bolivia”.

En tanto, la funcionaria nacional consideró “difícil” que el ex presidente Mauricio Macri o el entonces canciller Jorge Faurie no supieran lo que sucedía, y señaló que el Gobierno “trabaja a fondo para ir hasta el final” de los hechos.

“Hubo un pedido para sacar material de la Argentina. La nota es verdadera. Si fuera falsa, sería una falta grave de un funcionario”, afirmó Frederic.

“Se identificaron movimientos internos de tres notas en noviembre de 2019. La primera data del 11 de ese mes y solicita la salida de pistolas, fusiles, chalecos antibalas, visores nocturnos y 1.300 cartuchos antitumultos. Se corresponde con una nota que envía la policía de Bolivia a la Argentina en enero de 2020, donde certifica de alguna manera la llegada de ese material, que acompañó al Grupo Alacrán”, subrayó.

Y agregó: “Después encontramos dos notas más que son del 12 de noviembre de 2019, en las que la Gendarmería, por orden del comandante general Otero, solicita la autorización para el envío a Bolivia de 70.000 cartuchos, 600 granadas y 100 garrafas de gas pimienta”.