22.4 C
Santa Fe
jueves 5 de agosto de 2021

Las dudas sobre el móvil del asesinato del presidente de Haití

Foto: Infobae

Te puede interesar

Fue identificado como Christian Emmanuel Sanon por los investigadores haitianos que consiguieron detenerlo. El jefe de estado Jovenel Moise fue acribillado en su hogar el 7 de julio pasado

Las autoridades declararon el domingo que detuvieron a un hombre haitiano sospechoso de haber desempeñado un papel destacado en el asesinato del presidente Jovenel Moise, que supuestamente reclutó a algunos de los asaltantes diciéndoles que serían sus guardaespaldas.

La policía dijo que Christian Emmanuel Sanon, de 63 años, planeaba asumir la presidencia y contratar a algunos de los hombres como su equipo de seguridad. Al parecer, Sanon es un médico con antiguos vínculos con Florida. El anuncio de su detención se produjo en el momento en que altos funcionarios del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional llegaron a Haití el domingo para discutir cómo podría ayudar Estados Unidos tras el asesinato de Moise la semana pasada.

El jefe de la Policía NacionalLéon Charles, dijo que Sanon aterrizó en Haití en un avión privado a principios de junio con “objetivos políticos” y reclutó un equipo a través de una empresa de seguridad venezolana con sede en Estados Unidos. La misión del equipo cambió cuando a uno de sus miembros se le presentó una orden de detención contra Moise.

El presidente fue asesinado a tiros el 7 de julio por lo que las autoridades han descrito como un equipo de comandos en su casa de Puerto Príncipe.

Durante el fin de semana se produjeron disparos esporádicos en Puerto Príncipe, que rompieron la relativa calma que siguió al asesinato de Moise, mientras las bandas violentas amenazaban con llenar el vacío de poder en un país que ahora no tiene un líder claro. El líder de una poderosa banda llamó a sus seguidores a las calles mientras los residentes cerraban sus puertas ante la posibilidad de un mayor derramamiento de sangre en una ciudad ya aterrorizada por la violencia criminal.

En el misterio y la confusión que siguieron al asesinato de Moise, las bandas dieron a la ciudad un respiro del torrente de disparos que ha matado a cientos de personas este año. Pero aunque las respuestas siguen siendo esquivas –el motivo del asesinato del presidente sigue sin estar claro, y al menos cuatro hombres han afirmado estar al mando ahora- la paz se ha roto.

El líder de la banda más poderosa de la ciudad, Jimmy “Barbecue” Cherizier, llamó a sus seguidores a las calles en los próximos días para exigir “justicia contra este cobarde asesinato llevado a cabo por mercenarios extranjeros en el país”. En un mensaje de vídeo difundido el sábado, el autodenominado revolucionario pidió a otros líderes de las bandas que se unieran a él en la violencia.

Un residente del barrio de Martissant, en Puerto Príncipe, un periodista de unos 20 años, habló de huir si las condiciones empeoran.

Cualquiera que se quede en Martissant puede ser una víctima en cualquier momento”, dijo el hombre, que habló bajo condición de anonimato por temor a su seguridad. “Cualquiera que decida tomar la carretera sabe que hay tres posibilidades: o mueres, o te hieren, o vuelves a casa sano y salvo”.

Entre los cuatro hombres que reclaman el liderazgo del gobierno se encuentran el primer ministro en funciones Claude Joseph Ariel Henry, un neurocirujano al que Moise nombró primer ministro dos días antes de su muerte. El viernes, los miembros del Senado, que no funciona, votaron para nombrar al líder del organismo, Joseph Lambert, como presidente en funciones de Haití. En febrero, una facción de la oposición declaró presidente interino al juez del Tribunal Supremo Joseph Mécène Jean-Louis.

Joseph, que ha sido reconocido internacionalmente pero cuestionado en su país, ha pedido a Estados Unidos y a las Naciones Unidas que envíen tropas para ayudar a proporcionar seguridad. El portavoz del PentágonoJohn Kirby, dijo el domingo que la solicitud estaba siendo estudiada.

Lo estamos analizando, como lo haríamos con cualquier otra solicitud de ayuda aquí en el Pentágono”, dijo al presentador de “Fox News Sunday”, Chris Wallace.

Preguntado por Wallace sobre si los sucesos de Haití son un asunto de seguridad nacional de Estados Unidos, dijo: “No sé si estamos en un punto en el que podamos decir” eso.

Pero, claramente, valoramos a nuestros socios haitianos”, dijo Kirby. “Valoramos la estabilidad y la seguridad en ese país. Y por eso queremos enviar un equipo allí hoy para ayudarles a entender exactamente lo que ha pasado y cuál es el mejor camino a seguir.”

Los funcionarios estadounidenses han presionado a Joseph para que cumpla su promesa de celebrar las elecciones previstas para septiembre. Pero muchos aquí argumentan que las elecciones son imposibles mientras las bandas sigan gobernando las calles.

Cherizier y su alianza de líderes de bandas, llamada la Familia G9 Aliados, dicen que están comprometidos en una revolución para liberar a Haití de una clase rica y política corrupta. Las organizaciones de derechos humanos han acusado a Moise de mantener vínculos con Cherizier.

En su mensaje de vídeo, en el que aparecía en traje de faena ante una bandera haitiana, apuntó a los empresarios sirios y libaneses del país, de los que dijo que “tienen a este país y a su economía como rehenes”. Dijo que deberían abandonar el país: “Ya es hora de que la gente que se parece a nosotros sea dueña de supermercados en este país. Es hora de que seamos dueños de los concesionarios de coches y de los bancos”.

Dijo que sus seguidores “practicarían lo que llamamos violencia legítima”. “Si disparan contra nosotros, ya sabéis lo que tenéis que hacer”, dijo. “No sois niños”.

El sábado, cientos de ciudadanos haitianos mostraron sus pasaportes frente a la embajada de Estados Unidos en Tabarre para pedir asilo.

A primera hora del sábado, apareció un clip de audio en la cuenta de Twitter de la primera dama Martine Moise, que resultó herida en el ataque en el que murió su marido y que ahora está recibiendo tratamiento en Florida. Se describía como un mensaje de la primera dama.

En un abrir y cerrar de ojos, unos mercenarios entraron en mi casa y acribillaron a mi marido”, dice Moise en la grabación. Ella instó a los haitianos a continuar su lucha por Haití.

Las autoridades haitianas han descrito a los asaltantes como un escuadrón de 28 personas, entre las que se encontraban ex soldados colombianos y sus dos intérpretes haitiano-americanos.

El Miami Herald identificó a Sanon como un médico que lleva mucho tiempo en Florida y que ha registrado más de una docena de negocios en el estado. La policía dijo que otras dos personas han sido implicadas en el supuesto esquema como “autores intelectuales” del asesinato, pero no los nombró. La semana pasada, la policía detuvo a dos haitiano-estadounidenses que supuestamente trabajaban como traductores para el equipo; ahora han detenido al menos a 21 personas, la mayoría de ellas colombianas.

Un funcionario del gobierno estadounidense, que habló bajo condición de anonimato para discutir el asunto, expresó sus dudas sobre la autenticidad de la grabación de la primera dama. “Dada la lesión que sufrió y el momento en que se publicó el audio, es dudoso que estuviera en condiciones médicas de grabar un clip de audio de este tipo”, dijo el funcionario.

Pero un funcionario del gobierno haitiano dijo a The Washington Post que habló con un miembro del equipo de seguridad de la primera dama en su hospital de Miami para confirmar la autenticidad del mensaje. El funcionario, que habló bajo condición de anonimato por temor a una escalada de la violencia, dijo que estaba preocupado por los días previos al funeral del presidente, que aún no tiene fecha.

En este momento, estamos tratando de mantener la calma en el país”, dijo.

[comentarios]

Últimas noticias