Un hombre de 57 años terminó en el Heca con un tobillo roto por intentar sacar del agua a una galga que nadaba desesperada. Prefectura y Bomberos tuvieron que auxiliar a ambos. La perra, rebautizada Irupé, quedó al cuidado de una protectora

Un hombre de 57 años terminó en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) con un tobillo roto, por intentar hacer un bien: quiso rescatar a una perra y casi se ahoga en el río Paraná. Prefectura y Bomberos tuvieron que auxiliarlo. La galga, rebautizada Irupé, quedó al cuidado de una protectora.

Según contó el prefecto Aldo Monzón al programa De 12 a 14 (El Tres), un hombre se cayó de la barranca, a la altura del barquito, cerca de Puerto Norte, para intentar sacar del agua a una perrita y se fracturó un tobillo.

La perrita es de raza galgo y fue Jorge Luis G., quien advirtió que nadaba desesperada, ya muy cansada. La Policía Ecológica constató luego lesiones de maltrato y la dejó al cuidado de la organización Galgos Libres Rosario.

En tanto Jorge, el valiente que se arrojó al agua sin pensarlo, se recupera en el Heca de una fractura expuesta de tobillo, mientras espera que Irupé logre conseguir un hogar.