Después de brillar en el escenario, Germán Giordano contó que una intervención médica de urgencia dañó sus cuerdas vocales.

“Vamos a conocer a alguien que logró vencer al silencio”, avisó Marley al inicio de La Voz Argentina (Telefe). Ese fue el pie para presentar Germán Giordano, un participante que logró conquistar al jurado a pesar de que arrastra un problema de salud que dañó sus cuerdas vocales.

En diálogo con el conductor del ciclo, y antes de presentarse en el escenario, el concursante describió su cuadro. “Hace algunos años tuve una peritonitis muy fuerte y debieron realizarme una colostomía, que aún la tengo. Me habían dado fecha para operarme en abril del 2020, pero en marzo se desató la pandemia así que otra vez tengo que esperar”.

Luego, añadió: “Me tuvieron que internar de urgencia y perdí por completo la voz. Estuve casi 8 meses sin hablar. En ese momento pensé que no cantaba más. Aún no recuperé la voz como la tenía, y respirar también me resulta muy difícil porque todavía tengo abiertas las paredes del estómago”.

Pese a que todavía no se encuentra en su plenitud física, Giordano conmovió a Ricardo Montaner y Soledad Pastorutti con su interpretación de “Piedra y camino”. “Me impresionó tu voz. Es de las mejores de las que tuvimos este año. Me gusta trabajar en este estilo de música sentimental. Sería un honor que estés en mi equipo”, sostuvo el intérprete de “Tan Enamorado”.

A su turno, ‘La Sole’ le dio sus argumentos para intentar seducirlo. “Hiciste la versión de (Juan Carlos) Baglietto, que me parece maravillosa. Y traer a Atahualpa Yupanqui a este escenario… Al principio tu voz estaba muy bien, tenés un grave muy lindo, pero yo quería ver cuándo llegaras al estribillo y estuviste espectacular. Creciste con la canción. Hiciste todo bien”, remarcó.

Y agregó: “Cualquiera que los dos equipos que elijas me parece la mejor elección. Gracias por traernos tu arte y sobre todo por mostrarnos el corazón”.

Una vez que terminó de exponer la cantante, Montaner interpeló al concursante: “¿Me vas a sacar una sonrisa?”. Una pregunta que generó una respuesta muy ingeniosa de parte de Germán. “Te voy a hacer sonreír mil veces, pero me voy al equipo de ‘La Sole’”, anunció.

Tras dar su veredicto, explicó porque estaba con los ojos llorosos. “Hace unos años tuve una operación muy delicada en la cual estuve sin latidos y no podía hablar, no podía cantar. Gracias al amor, la fuerza de voluntad, amigos, familia y pareja… hoy estoy acá dándolo todo. Con la máquina rota, pero con el corazón fuerte”, concluyó visiblemente emocionado.