Personal policial trata de dar con una peligrosa mujer que durante la noche del martes provocó un incendio en una vivienda de barrio Centenario, en un hecho por el cual dos personas debieron recibir asistencia médica.

La secuencia se inició cerca de las 20 cuando agentes de la Brigada Operativa fueron comisionados a calle Colón al 3000 por un incendio en un domicilio, aparentemente intencional, y con personas dentro de la finca.

Ni bien arribaron observaron que había gran cantidad de humo que salía de un inmueble, por lo que solicitaron la presencia de una dotación de la Agrupación de Bomberos Zapadores.

Luego los policías a los ocupantes de la casa, María Gaitán, de 64 años y Ariel Robles, de 43, ambos domiciliados en el lugar.

Los nombrados relataron que momentos antes se encontraban dentro de la vivienda cuando se hizo presente la llamada R.V, la cual sería pareja de uno de los hijos de la señora Gaitán.

Agregaron que en un rapto de nerviosismo ésta comenzó a apilar colchones y los enciende provocando automáticamente un incendio, para luego retirarse del lugar.

Minutos después llegó al lugar una ambulancia cuyo personal médico diagnosticó que tanto la señora Gaitán como el señor Robles no tendrían lesiones visibles, aunque sí presentaban un cuadro de falta de respiración. 

Es por ese motivo que se decidió trasladar hasta el hospital al señor Robles debido a que éste cuenta con una traqueotomía.

Una vez en sede policial se comunicó lo sucedido a la fiscal en turno, quien dispuso que se trate de localizar a la imputada, se la detenga y se le inicie causa por el delito de Tentativa de Estrago.