La historia del vuelo del escándalo data de varios años atrás. Fue el 22 de junio del 2015 cuando Victoria Xipolitakis ingresó a la cabina de comando de un avión de la aerolínea Austral y le solicitó a los pilotos operar el acelerador durante el despegue de la nave.

Si bien ella compartió el episodio con sus seguidores en redes sociales como algo gracioso y sin importancia el hecho escaló a niveles inusitados y se convirtió en un verdadero escándalo. Tanto así que intervino la Justicia al tratarse de una acción que pudo haber puesto en peligro la seguridad de los pasajeros a bordo del avión.

Vicky no fue la única que tuvo que pagar por la travesura: los pilotos de la aeronave, Patricio Zocchi Molina y Federico Matías Soaje, también debieron dar explicaciones ante la Justicia y pagar por la irresponsabilidad cometida.

Por su parte, en marzo de 2019 Xipolitakis cumplió con una probation que le impusieron realizando 295 horas de trabajo comunitario en una parroquia de Lanús y le pagó 20 mil pesos a la aerolínea.

Aún así, Carlos Monti informó en Nosotros a la mañana que la modelo afronta una nueva demanda millonaria de algunos pasajeros del vuelo que le reclaman una enorme suma de $1.845.600 millones por “daños y perjuicios”.

“Aparentemente, la persona que hace la denuncia dijo que a partir de ese momento se sintió perturbada y no pudo dormir, y que puso en riesgo la vida de todos los pasajeros que volaban ese día”, detalló el abogado de la mediática Yamil Castro Bianchi.

El letrado amplió la información con Teleshow y dijo: “Estas demandas son viejas, y la realidad es que las personas que reclaman cambiaron de abogado hace poco y pusieron a otro que no es Gregorio Dalbón, que es quien la inició”, aseguró. Dalbón es conocido por haber representado a Cristina Fernández de Kirchner en alguna oportunidad.

“Había una causa penal que ya se cerró, en la que la representó Fernando Burlando, y ahí ella cumplió la probation y la sobreseyeron. Después, los pasajeros iniciaron una demanda civil contra los pilotos y Vicky”, agregó.

“Está trabado en la primera etapa, que es noticiar a todas las partes. Nosotros ya contestamos que desconocemos a las personas porque no tenemos ninguna constancia de que hayan sido pasajeros y negamos que Vicky haya tenido algún tipo de acción en el vuelo”, manifestó.


“Dicen que permaneció en la cabina antes del vuelo, lo aceleró, etcétera. Hay un video que le dicen que toque la palanca, pero no se ve ninguna mano. Se quejan porque estuvo en la cabina y tocó los controles antes del vuelo, pero no voló”, remarcó y sugirió que al tratarse de un hecho de varios años atrás podría ser una movida mediática pero desconoce de parte de quién.