Pese a los esfuerzos de la Policía por tratar de rescatarlo, el hombre no quiso abandonar el vehículo. Incluso utilizó su teléfono celular estando atrapado.

Un insólito hecho sucedió este martes por la noche en el partido de San Fernando, donde una persona quedó atrapada tras el vuelco de su auto y no quiso salir del vehículo a pesar de que la Policía estaba tratando de rescatarlo.

El coche quedó de costado y testigos de lo ocurrido afirmaron que el conductor estaba alcoholizado y circulaba a toda velocidad. Al parecer el hombre hizo una mala maniobra en la esquina y casi atropelló a una mujer que estaba en el lugar, y que quedó en shock.

El automovilista permaneció atrincherado dentro de su vehículo durante más de media hora, y hasta se puso a usar su teléfono celular mientras los policías le consultaban si podía salir del coche por sus propios medios.

Los bomberos llegaron hasta la zona del choque y vuelco, luego de que los policías también trataran de sacar al hombre del auto. Este le pidió a los bomberos que no rompan nada de su coche, luego de los rescatistas evaluaran la posibilidad de destruir el parabrisas para sacar a la persona atrapada.

Por su parte, la pareja de la mujer que casi es atropellada habló y contó lo sucedido: “A ella la van a revisar cuando llegue la ambulancia. Estaba cargando unas mesas de luz viejas en su auto y viene este haciendo zig-zag borracho y le pegó, no sé si a la rodilla, y no la mató de casualidad. Así que habrá que ver”.

Mientras tanto, el camión de los bomberos permaneció a pocos metros con su manguera activa en caso de que el vehículo pudiera comenzar a perder combustible y se produjera un incendio. También hubo personal de Salud de San Fernando para atender a la mujer golpeada y al hombre atrapado.

A las 18:49 pudo verse al hombre casi a punto de salir del auto, mientras al mismo tiempo hablaba por teléfono y le decía a su interlocutor con su voz un tanto distorsionada: “El otro se mandó mal. Es así”. El coche, que está radicado en Escobar, salió haciendo zig-zag del paso a nivel cercano, donde hace un tiempo le hicieron una multa.

Finalmente, y con claros signos de estar alcoholizado, a las 18:52 el hombre decidió salir del auto balbuceando algunas palabras que denotaban claramente su estado de ebriedad. En el lugar el personal de salud ya había preparado una camilla para subirlo allí y trasladarlo de inmediato al nosocomio más cercano.