Un albañil sufrió un feroz ataque armado frente a su casa de Cavia al 1700. Sus vecinos quedaron consternados: aseguran se trata de una persona trabajadora y que “no se mete con nadie”. Lucha por su vida en el Heca

Un hombre de la zona noroeste de Rosario fue baleado este miércoles al atardecer cuando paseaba su perro frente a su casa de Cavia al 1700. Según sus vecinos, que quedaron consternados por el violento hecho, se trata de una persona trabajadora y que “no se mete con nadie”.

Adrián tiene 33 años y dos hijos menores. Es albañil y también coloca pisos, contaron quienes lo conocen. Ahora lucha por su vida en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), derivado el Hospital Alberdi, donde lo trasladó en primera instancia un vecino en su auto.

Cerca de las 18, pasaron por la cuadra dos sujetos encapuchados y sin mediar palabras abrieron fuego contra el hombre, que recién llegaba a su luego de una jornada laboral.

La víctima permanecía en grave estado y era intervenida quirúrgicamente por varios balazos recibidos en el pecho (5), brazos (2) y espalda (1). En el lugar se encontró una veintena de vainas servidas calibre 9 milímetros, informaron fuentes policiales.

“Yo salí en mi bicicleta y escuché más de 15 disparos. Volví y vi que impactaron en mi vecino Adrián. Un tipo laburador que no se mete con nadie, una persona de bien. Vino de trabajar, sacó el perro y nada que ver. Pero acá es tierra de nadie. La misma policía sabe quiénes son los que tiran”, graficó otro joven que vive en la cuadra.

Y agregó: “Los pibes del barrio no podemos sentarnos en ningún lado porque creen que uno está en la movida, como le ocurrió a mi vecino”.

En la esquina hay una cámara domo de seguridad y los investigadores esperan contar con imágenes o más testimonios que aporten pistas sobre los atacantes, por ahora prófugos.

Interviene la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Policía y también por jurisdicción el personal de la comisaría 30ª.