18 C
Santa Fe
viernes 24 de septiembre de 2021

Piden a los gobernadores de Santa Fe y Entre Ríos que Nación elimine las restricciones a las exportaciones

Foto: Archivo

Te puede interesar

La cadena de las carnes de Santa Fe advirtió sobre un “inminente peligro de extinción del empleo”. Por otro lado, productores, industriales y trabajadores de Entre Ríos, reclamaron una reunión con la máxima autoridad provincial

Los integrantes de la cadena de las carnes de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos reclamaron en las últimas horas que el Gobierno de Alberto Fernández elimine las restricciones a la exportación de carne vacuna, ya que aseguran que la medida está provocando un serio perjuicio a la producción, en la industria frigorífica y en el sector de los trabajadores.

En medio de esta situación, se aguarda que el Gobierno cumpla en lo inmediato con la promesa de flexibilizar las exportaciones de carne vacuna, mediante la liberación de la comercialización de carne de vaca con destino a China, y la carne de kosher a Israel. El pasado lunes, durante una reunión para diseñar el Plan Ganadero, los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Agricultura, Luis Basterra, señalaron que se estaban ultimando los detalles del decreto que implementaría las medidas.

“Los objetivos primarios de las medidas no han sido ni son alcanzados en tanto que importan un daño colateral cuya magnitud requiere una inmediata revisión y análisis de acciones alternativas”, expresaron en la carta dirigida al gobernador Omar Perotti, los integrantes de la cadena de las carnes de Santa Fe. Es por eso que solicitaron que la máxima autoridad de la provincia interceda ante el Gobierno para que se revea la decisión oficial.

La nota, a la que accedió Infobae, fue firmada por las cuatro entidades agropecuarias que conforman la Mesa de Enlace provincial, la Cámara de Frigoríficos de Santa Fe (CAFRISA), y por los integrantes del sindicato de la carne de Santa Fe. En la misma remarcaron que es de vital importancia que “ en ningún caso estas restricciones se extiendan más allá del plazo del 31 de agosto próximo según Decreto Nacional 408/21 a efectos de evitar impactos irreversibles en la cadena productiva y el empleo”. Además, reclamaron al gobernador santafesino la conformación de una Mesa de Trabajo Multilateral integrada por funcionarios, productores, trabajadores e industriales: “Consideramos que estos tres actores constituimos la plataforma productiva que genera inversiones, empleo y divisas”, manifestaron.

“Todos los sectores tenemos la mejor intención de aportar ideas, conocimientos y experiencias a las autoridades competentes ratificando que compartimos el objetivo del control del perverso proceso inflacionario. No dejaremos de advertir que nuestro apoyo y compromiso debe ser el resultado de un intercambio de fundadas opiniones, basadas en datos de rigor técnico, proporcionalidad en las medidas y especial cuidado en las consecuencias negativas en la producción y el empleo”, agregaron.

Entre los efectos negativos que provocó la intervención oficial en el mercado de la carne, se encuentra la reducción del salario de los trabajadores, como consecuencia de los menores niveles de producción. Es por eso que en la carta enviada a Omar Perotti, se advierte sobre un “inminente peligro de extinción del empleo”. Otro de los efectos negativos, fue la caída de un 50% en el precio de las vacas, una de las principales categorías de exportación, que afecta en estos momentos a los productores y tamberos de la provincia de Santa Fe, e incluso hacen frente a la imposibilidad de venta de la vaca de descarte o refugo.

Entre Ríos

En la mañana de hoy, los integrantes de la cadena de las carnes de Entre Ríos enviaron una carta al Gobernador Gustavo Bordet, con el mismo planteo que hicieron sus colegas de Santa Fe, para que a través de la máxima autoridad provincial llegue al Gobierno nacional el pedido de que se eliminen las restricciones a las ventas al exterior de carne bovina, y también advertir sobre los graves perjuicios que ocasiona la medida en todos los eslabones de la producción ganadera de la provincia.

Según se señala en la carta, los principales efectos negativos registrados hasta el momento han sido la suspensión inmediata de personal eventual, las reducciones de jornadas horarias de trabajo, el adelanto de vacaciones y la puesta en riesgo de cientos de puestos laborales en diversas plantas frigoríficas y establecimientos rurales de Entre Ríos. A todo esto se suman el congelamiento y retracción de inversiones, y la pérdida de expectativas de miles de productores y familias rurales.

“Este panorama no es solo perjudicial para el principal sector económico de nuestra provincia, sino también para el conjunto de la sociedad Entrerriana y para el Estado mismo, en un contexto de creciente inflación, pérdida de poder adquisitivo, incremento del desempleo y presión tributaria récord. El actual contexto sumadas a estas desacertadas medidas no hace más que agravar la difícil situación que vivimos todos los ciudadanos”, expresaron desde la cadena de las carnes.

La carta fue firmada por los integrantes de la Mesa de Enlace de Entre Ríos (Farer, SRA, FAA y Fedeco), el Sindicato de la Carne Filial Paraná y la Cámara de Industrias Cárnicas de Entre Ríos. En la misma también solicitaron una audiencia con el Gobernador Gustavo Bordet.

[comentarios]

Últimas noticias