27.5 C
Santa Fe
domingo 26 de septiembre de 2021

Destrozaron una comisaría tras una gresca familiar

Foto: Minuto Neuquén

Te puede interesar

El enfrentamiento entre un grupo de personas había dejado a uno de ellos con una herida de arma blanca.

La Comisaria 21 de General Roca quedó en medio de una pelea entre dos familias y terminó con un escándalo en su interior entre gritos y destrozos, este miércoles por la noche. El resultado fue un herido con arma blanca, dos policías agredidos y una mujer detenida.

En el primer hecho, después de una pelea, un hombre fue herido con un arma blanca. Luego, un familiar del apuñalado habría ido a amenazar a la familia agresora, que fue a denunciar este hecho a la policía de la localidad rionegrina y ahí se desató el nuevo problema.

Los vándalos fueron identificados.
Producto del escándalo en la Comisaría 21, se destruyeron los vidrios y hasta el parabrisas de uno de los pocos móviles que estaba en el lugar. Además, dos efectivos sufrieron lesiones y por los daños se le imputarán cargos a una mujer.

La secuencia de sucesos
Según se informó, los incidentes comenzaron cerca de las 21 en calle Cóndor al 1600, en General Roca. Tras una pelea que protagonizaron dos familias, un hombre de 30 años terminó con una lesión de arma blanca. En el incidente tomó intervención, por primera vez, personal de la Comisaría 21 y se dispuso el traslado del paciente al hospital Francisco López Lima, donde recibió las primeras asistencias.

Sin embargo y pese a que la policía ya había intercedido, el herido no quiso presentar ninguna denuncia. Los que sí acudieron al destacamento policial fueron los integrantes de la otra familia, porque uno de los allegados allegados al lesionado, los habría intimidado y agredido, según se quejaban. Incluso, lo vinculaban a un efectivo policial, dato que no se pudo constatar todavía.

Allí se desencadenaron los hechos más graves, ya que comenzó una discusión con los dos agentes que se encontraban en la comisaria y con otra mujer que permanecía en la guardia. “Una de estas personas estaba muy exaltada y comenzó a insultar y a agredir al personal”, reveló una fuente de esa unidad consultada y detalló que la mujer que se encontraba en el hall tuvo que ser custodiada para que pueda salir en medio del alboroto.

Más violencia
Pero no se detuvo ahí, la discusión escaló hasta los empujones y trompadas. Además, cuando salieron de la unidad comenzaron a tirar piedras contra el edificio y provocaron la rotura de vidrios y del parabrisas de uno de los móviles.

Luego, llegaron refuerzos y pusieron en fuga a los agresores, que ya fueron identificados. En un primer momento, solo pudieron demorar a una mujer que formaba parte del grupo y se le formularían cargos por lesiones, daño calificado y resistencia a la autoridad.

[comentarios]

Últimas noticias