12.3 C
Santa Fe
martes 21 de septiembre de 2021

El festejo de un entrenador australiano se hizo viral

Foto: DW

Te puede interesar

El entrenador australiano de natación Dean Boxall se quitó la máscara, golpeó con la cadera una barandilla y estalló en un frenesí de celebraciones exuberantes.

Cuando Titmus se acercó a la pared para destronar a su rival estadounidense en los 400 metros libres, Boxall La australiana Ariarne Titmus iluminó la piscina con una asombrosa victoria sobre Katie Ledecky en los Juegos de Tokio este lunes (26.07.2021), pero en lo que respecta a las celebraciones, fue su entrenador Dean Boxall, con los ojos muy abiertos y la cadera en alto, quien mereció un oro olímpico.

Cuando Titmus se acercó a la pared para destronar a su rival estadounidense en los 400 metros libres, Boxall estalló en un frenesí de celebraciones exuberantes, dando puñetazos al aire y corriendo alrededor del pórtico de espectadores.

Mientras la joven Titmus, de 20 años, era felicitada por sus compañeras de natación, el público estaba hipnotizado por Boxall, que saltaba en el aire, se arrancaba la máscara y gritaba extasiada, dando golpes de cabeza con su pelo de surfista revoloteando a su alrededor.

“Sí, perdí la cabeza”, dijo a los periodistas. “Creo que me salí de mi cuerpo. Se me fue la olla. Llevo cinco años con esta chica, ya sabes, teniendo un sueño juntos”.

Al preguntársele si alguien había objetado su exuberante exhibición, Boxall dijo: “Puede que a los americanos no les guste, no lo sé, pero saltan tanto como yo… No puedo evitarlo”.

“Simplemente no me apago y probablemente por eso lo dejé salir”. Dijo que Titmus ejecutó la carrera perfectamente. “Ella es bastante aterrizada. Se acercó a mí, creo que yo estaba más emocionado que ella. Básicamente me dijo ‘tienes que calmarte’. Está tranquila. Es increíble”, dijo.

Boxall declaró a la cadena australiana Seven que se había quitado la máscara por error y que su frenética sacudida de la barrera era como la que su héroe de la infancia, el luchador estadounidense “The Ultimate Warrior”, solía hacer en el ring.

Titmus no tuvo más que elogios para su entrenador, cuyas payasadas se reprodujeron en la televisión de todo el mundo y se hicieron virales en las redes sociales.

“Lo es todo para mí”, dijo Titmus. “No hablamos de lo que quería hacer en la piscina. Fue más bien un momento de ‘diviértete’. Te quiero. Diviértete”.

[comentarios]

Últimas noticias