23.6 C
Santa Fe
sábado 25 de septiembre de 2021

Inseguridad en la peatonal santafesina

Foto: El Litoral

Te puede interesar

Los hechos delictivos se suceden casi a diario. Las víctimas reclaman urgentes medidas de seguridad.

De un tiempo a esta parte la peatonal santafesina se ha vuelto algo así como una “tierra de nadie”. La expresión no es una exageración si se tiene en cuenta la gran cantidad de episodios delictivos que se han consumado estos últimos meses contra comercios del tradicional paseo.

Una de las últimos hechos ocurrió ayer en la pilchería John Cooper, cuyo local se ubica en San Martín 2670. Minutos después de las 5 un individuo arrojó un objeto contundente e hizo estallar el vidrio de la puerta. Acto seguido ingresó al comercio y sustrajo gran cantidad de mercaderías, para finalmente darse a la fuga. 

La secuencia de este robo quedó registrada por la cámara de seguridad del lugar donde puede observarse la “llamativa” tranquilidad con la que actúa el malviviente.  

Julio maldito 

Rodrigo García Piaggio es el titular del comercio siniestrado y de otros dos negocios, todos sobre la peatonal santafesina. “Es el tercer robo que sufro en el mes. La verdad es que la situación ya está pasando todos los límites”, comentó en diálogo con El Litoral.

“El domingo 4 del corriente me entraron en el local John Cooper de calle San Martín 2670. Después, el 9 de Julio, pasó lo mismo en mi otro local Garage Store ubicado en San Martín 2965. Y ayer de nuevo en John Cooper”, enumeró el empresario.

“La metodología es idéntica en todos los casos. Siempre actúan de madrugada o la mañana bien temprano, entre las 5 y las 6. Con una piedra o algo similar rompen la vidriera, entran y saquean”, precisó.

“En el robo de ayer el tipo actuó con una tranquilidad asombrosa. En ningún momento se lo ve apurado. Se tomó todo el tiempo del mundo para elegir cuales prendas quería llevarse. Eso ocurre porque se sienten impunes”, reflexionó. 

Bronca e indignación

En otra parte García Piaggio sostuvo que “todo esto te llena de mucha bronca, porque la situación no está fácil para nadie. Pero si a los rigores de la pandemia y de la economía, le sumamos todo esto de la inseguridad es algo que casi ya no se aguanta”.

“Los seguros te cubren muy poco; cada vez tenemos menos empleados, cada vez se vende menos. A su vez los alquileres y los impuestos son cada vez más alto, entonces todo se vuelve imposible. Vengo de una familia de comerciantes que están en esto hace 40 años. Y nunca se vivió algo así”, sentenció.

Robos y redes sociales

Otra víctima de este problema fue Alejandra Bonazzola, titular de Black Blue, negocio de venta de indumentaria multimarca, que se ubica en San Martín 2757.

“Nosotros también sufrimos tres robos. Dos fueron durante febrero (el 12 y el 20) y el restante el 17 de marzo. Nos entraron por una ventana trasera y se llevaron gran cantidad de mercaderías. Pero lo peor fue que días después vimos nuestras prendas publicadas en grupos de compra y venta que funcionan en distintas redes sociales”, reveló la empresaria.

“Para defendernos hasta tuvimos que tapiar una ventana. En otro hecho nos rompieron una puerta de madera antigua, muy difícil de reparar. Terminamos cambiando la puerta. Mientras estábamos en eso nos volvieron a robar. Muchas veces es más el gasto por los destrozos que hacen, que lo que te roban en sí. La última vez solo se llevaron 500 pesos y una remera”, precisó.

“Estamos desamparados”
 

Facundo Ardano es el propietario de Maui, negocio ubicado en San Martín 1867 (entre Moreno y Corrientes), quien no se salvó de esta otra “pandemia”. Sufrió dos robos con rotura de vidrieras.

“La primera vez cierro mi negocio a las 21 y pasados 15 minutos me llaman de la alarma para decirme que habían roto el blindex. En el segundo hecho me tumbaron la puerta y me dieron vuelta todo el local. Al delincuente lo agarraron, lo trajeron hasta la puerta del negocio pero yo no estaba. Después me enteré que salió libre porque era la primera vez que robaba y porque tenía 40 años. La policía ni siquiera se quedó conmigo a pasar la noche. Tengo mucha bronca porque estamos desamparados y no tenemos respuesta de seguridad”, opinó.

Cabe agregar que episodios similares ocurrieron en los siguientes negocios:

  • Zero, de San Martín y Juan de Garay.
  • Hipólita, en San Martín 3016.
  • Impacto, de San Martín 1614.

Carta a las autoridades

Lo que sigue es una nota que la Asociación Amigos de calle San Martín, envió a la jefa de la Unidad Regional I, directora general Emilce Chimenti.

“Desde la Asociación Amigos Calle San Martín, ante los reiterados hechos delictivos (casi a diario) en la Peatonal San Martín y sus alrededores, consideramos es necesario de manera urgente rever medidas de seguridad a su cargo, proponiendo tenga a bien considerar:

  • Coordinación permanente, entre el centro de monitoreo municipal y la policía, reforzando al máximo la prevención del delito (personal monitoreando cámaras las 24hs.)
  • Presencia de personal policial recorriendo la zona (de a pie, motorizados y en vehículos) conjuntamente en diferentes puntos, incluso en intersecciones de las paralelas con la peatonal, y durante las 24 hs. (como se ve en otras zonas de la cuidad)
  • Número de contacto a disposición de los comerciantes para casos de urgencia.

Contamos con su compromiso, para poder devolverle al comerciante de la zona seguridad y tranquilidad en su ámbito laboral, lo antes posible.

Voceros de dicha asociación confirmaron que el jueves reclamarán mediante un escrito ante las autoridades del Ministerio de Seguridad.

[comentarios]

Últimas noticias