27.5 C
Santa Fe
domingo 26 de septiembre de 2021

Ya se vacunaron más de 2.300 adolescentes con factores de riesgo

Foto: Archivo

Te puede interesar

La vacunación contra el COVID-19 empezó en la población adolescente con factores de riesgo en la Argentina.

Ya eran 2.335 adolescentes de entre 12 y 17 años que se registraron y recibieron las vacunas de ARN mensajero de la empresa Moderna que habían sido donadas por el Gobierno de EEUU a la Argentina. La inmunización en adolescentes empezó desde el sábado pasado en la provincia de Neuquén y siguió el lunes en Río Negro, Tucumán, y Mendoza. Hoy se sumará la vacunación de adolescentes en Ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires, que ya habían dado los turnos para la aplicación desde la semana pasada.

Las 3.500.000 dosis de vacunas de Moderna llegaron por donación y se espera inmunizar a 900.000 adolescentes con factores de riesgo en todo el país. Según informó el Ministerio de Salud porteño, se dieron para hoy 9.300 turnos programados en las 4 postas asignadas para la estrategia de vacunación en adolescentes: La Rural, Parque Roca, el Club San Lorenzo y el Centro Vehicular Costa Salguero.

“La vacunación contra el COVID-19 en adolescentes con factores de riesgo ya empezó en Neuquén, Tucumán, Mendoza y Río Negro. Las otras jurisdicciones se van sumando hoy. Aún no hay un plazo sobre cuándo se terminará de aplicar las vacunas en los adolescentes. Hay que evaluar cómo avanza la vacunación en estos días, el ritmo de inscripción en las provincias, y el presentismo. A partir de esa evaluación, se podrá estimar”, dijo el subsecretario de Estrategias Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación, Juan Manuel Castelli.

El sábado pasado, empezó la vacunación Covid-19 en Neuquén en adolescentes con factores de riesgo. En esa provincia se aplicarán 13.440 dosis en esa población, según el Ministerio de Salud provincialEl sábado pasado, empezó la vacunación Covid-19 en Neuquén en adolescentes con factores de riesgo. En esa provincia se aplicarán 13.440 dosis en esa población, según el Ministerio de Salud provincial

La donación de las vacunas de Moderna a la Argentina fue la más grande que Estados Unidos realizó en Latinoamérica. Se hizo luego de que el Gobierno nacional aceptara adecuar la Ley de Vacunas 27.573 que también posibilitó que la Argentina firme el primer contrato de compra para vacunas de ARN mensajero a partir del primer trimestre del año 2022.

Los ensayos en Fase III de la vacuna de Moderna mostraron una gran eficacia. Demostró tener una eficacia del 94%. Hace que el sistema inmunológico humano produzca anticuerpos potentes que perduran varios meses. A principios de este año, la empresa hizo ensayos clínicos en adolescentes y los buenos resultados hicieron que se la autorizara en los Estados Unidos y en Europa para ese grupo de la población.

En Israel la vacunación en adolescentes con vacuna de ARN mensajero empezó en enero pasado (Photo by JACK GUEZ / AFP)

En la Argentina, el Consejo Federal de Salud (COFESA), que reúne a las autoridades sanitarias de todas las provincias de Argentina, consensuó el 26 de julio pasado los criterios de inclusión dentro del grupo de adolescentes con factores de riesgo para recibir la vacuna de Moderna.

“Los adolescentes con más riesgo de complicaciones por el COVID-19 son los que tienen patologías similares a las de los adultos que fueron priorizados en el plan de vacunación”, explicó días atrás a Infobae la doctora Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología (SAVE).

Son los adolescentes de 12 a 17 años con diabetes, obesidad Grado 2 y Grado 3 y enfermedad cardiovascular crónica, como cardiopatías congénitas con insuficiencia cardíaca y/o cianóticas no corregidas, insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, valvulopatías, miocardiopatías, e hipertensión pulmonar.

También se considera que los adolescentes con estos factores de riesgo pueden inscribirse para recibir la vacuna: enfermedad respiratoria crónica (EPOC), fibrosis quística, asma grave, enfermedad intersticial pulmonar, enfermedad grave de la vía aérea, hospitalizaciones por asma, requerimiento de oxigenoterapia, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio.

Los adolescentes con enfermedad renal crónica (incluidos pacientes en diálisis y trasplante o con síndrome nefrótico, enfermedad hepática, personas que viven con VIH independientemente del recuento de CD4 y CV, pacientes en lista de espera para trasplante de órganos sólidos y trasplantados de órganos sólidos, paciente con trasplante de células hematopoyéticas, pacientes oncológicos y oncohematológicos con diagnóstico reciente, personas con tuberculosis activa, personas con discapacidad intelectual y del desarrollo, síndrome de Down (otros síndromes genéticos), y personas que poseen Carnet único de discapacidad Vigente.

En Brasil, también están inmunizando a adolescentes contra el COVID-19 con vacunas de ARN mensajero (REUTERS/Washington Alves)

Dentro del grupo de adolescentes priorizados, también están los que viven en lugares de larga estancia, personas con pensión no contributiva con certificado médico obligatorio, personas con enfermedades autoinmunes y/o tratamientos inmunosupresores, inmunomoduladores o biológicos, inmunodeficiencias primarias, personas gestantes con indicación de riesgo, y adolescentes con malformaciones congénitas graves.

Cuando le toca el día y el horario indicado en el turno, cada adolescente de 12 a 17 años debe ir al lugar de la vacunación y presentar el DNI en el área de recepción y empadronamiento. Deberán llevar una constancia que acredite la existencia de una condición priorizada, y aguardar al llamado del equipo de salud para recibir la vacuna.

Una vez que les administran la dosis, cada vacunado debe permanecer 15 minutos en observación. Al cumplirse ese plazo se le brinda un certificado y puede regresar a su domicilio. Será contactado nuevamente cuando le asignen el turno para la segunda dosis.

[comentarios]

Últimas noticias