12.3 C
Santa Fe
martes 21 de septiembre de 2021

El marido de “La Sole” le cuestionó el vestuario que usa en La Voz Argentina

Foto: Internet

Te puede interesar

La cantante de Arequito eligió un look sexy para el reality de talentos de Telefé y Jeremías Audoglio, padre de su hijas Antonia y Regina, se lo objetó

La Voz Argentina es el reality más exitoso de la televisión y, si bien el foco está puesto en el talento de los participantes, los coachs también se llevan las miradas del público, especialmente por sus looks. Una vez finalizada la etapa de audiciones a ciegas, en las que no podían cambiar su vestuario por una cuestión de edición, el jurado comenzó a renovar su atuendo y a sorprender a la audiencia con cada una de sus elecciones. En este sentido, este lunes Soledad Pastorutti visitó Cortá por Lozano, donde habló del vestuario cada vez más osado que utiliza en el show y contó una inédita anécdota sobre la opinión de su marido, Jeremías Audoglio, al respecto.

“A Jere no le copa nada”, comenzó diciendo la cantante de Arequito en una entrevista con Verónica Lozano. Y agregó: “Cuando me vio en la publicidad de La Voz que tenía un top…que no nos avisaban cuando salía para que nadie saque nada, estaba con un saco azul y una especie de pechera, corpiño. Estaba bastante despechugada. Y él estaba en el living y me dijo: ‘¡Ah, bueno!’. Yo ya sabía porque los dos teníamos la tele en el mismo canal, yo en la cocina y él en el living. Yo ni le avisé. Y le dije que a todos les tenía que decir: ‘¡Mirá con quién estoy!’. Y ya está”. Sin embargo, se sinceró diciendo: “A mí me gusta más eso (señaló looks suyos elegantes) que mostrar”.

Soledad Pastorutti sorprendió a sus compañeros de "La Voz Argentina" con  una actuación impecable | AMBA 24

Cabe recordar que Soledad y Audoglio se conocieron en 1998 cuando terminaron el secundario en el colegio nocturno, se casaron en 2007 y tuvieron dos hijas Antonia (11) y Regina (8). Aunque se definen como “el agua y el aceite”, ya que ella es muy impulsiva y él muy pensante, se convirtieron en una de las parejas más sólidas de la farándula. Y ella siempre señala que él es el compañero y un padre ideal.

El 28 de julio, después de haber conocido las historias de vida -algunas, incluso, hicieron llorar a los ahora coaches-, fue el comienzo de las “batallas”, las cuales consisten en cantar una canción a dúo con un compañero de equipo para que luego los evaluadores elijan quién sigue en carrera para convertirse en La Voz Argentina. Ricardo Montaner, La Sole, Mau y Ricky y Lali Espósito prepararán a cada uno de los integrantes de su equipo con la ayuda de grandes artistas como Nahuel Pennisi, Miranda! -quien ya estuvo en la edición de 2012 como jurado y líder de equipo, Nicki Nicole y Cazzu. Ellos colaborarán dando sus respectivas opiniones en los ensayos antes de cada nueva audición a dúo. Luego de la performance, el famoso anunciará quién debe abandonar el programa. En tanto, sus colegas tendrán la opción de “robar” a dos participantes que hayan quedado descalificados. Es decir, podrán repatriar a su equipo a alguien que otro coach haya eliminado.

Con el cambio de aire en el juego, el jurado pudo renovar su atuendo. En el caso de La Sole, se despidió de su short y chaqueta color manteca y, si bien continuó con los colores claros y de corto, ese día en lugar de short, usó un vestido de brillos gris claro con una sola manga larga, que lo acompañó con sandalias de taco alto color manteca y detalles de cadenas en plateado. Además siguió con el pelo suelto y se puso aros tipo argolla.

Lali, por su parte, lució un mono blanco con flores rojas, largo hasta los tobillos, con terminación de volados, mangas largas y apliques de flores, algunas rojas y otras del mismo género que el enterito, en las mangas y también en el cuello. Su look se completó con zapatos stiletto, uñas y labios a tono. Ricardo Montaner se adelantó a la primavera y aunque siguió con un pantalón negro, se puso zapatillas blancas y una camisa suelta color beige floreada en la que predominan el rosa y el verde, con detalles de ribetes en los puños y en la tapeta y una guarda rayada en el costado derecho de la pechera.

Aunque cambiaron de ropa, Mau y Ricky se mantuvieron fieles a su estilo, con colores oscuros y cadenas en el cuello. El primero de ellos apareció completamente vestido de negro, con jean oscuro, zapatos del mismo color y remera sin mangas. Su hermano en cambio se puso también pantalón y calzado de dicho color pero arriba se mostró más descontracturado: remera gris y camisa de animal print marrón y negra.

[comentarios]

Últimas noticias