17.8 C
Santa Fe
martes 21 de septiembre de 2021

Japón conmemoró 76 años de la bomba atómica sobre Hiroshima y pidió un minuto de silencio

Foto: Televisa

Te puede interesar

La ceremonia se vio reducida a un 10% de los asistentes habituales en otros años, al igual que en 2020 por la pandemia, limitándose a 880 participantes.

Hiroshima ha recordado este viernes la destrucción causada por la bomba atómica hace 76 años en esta ciudad nipona y ha insistido en su defensa de la paz mundial a través de la abolición de armas nucleares. El alcalde de la ciudad ha urgido al Gobierno de su país a firmar de forma “inmediata” el Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares (TPAN).

Después del minuto de silencio a las 8:15, momento exacto en el que Estados Unidos lanzó la bomba nuclear sobre la ciudad un 6 de agosto de 1945, el alcalde Kazumi Matsui, ha realizado un llamamiento abogando por el fin de las armas nucleares y la paz mundial. El alcalde ha destacado el papel fundamental de Japón, el único país del mundo que ha sufrido un ataque nuclear, en servir de mediador entre los países del mundo y ha instado a su gobierno a ratificar el Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares.

El Tratado fue aprobado por la ONU en 2017 y ha entrado en vigor este enero para avanzar hacia el desarme nuclear, tras la ratificación de 50 países entre los que no se encuentran ni Japón ni los Estados Unidos. Matsui ha subrayado además la necesidad de contar con más apoyo financiero para los “hibakusha” y víctimas de la bomba atómica o la lluvia negra derivada.

En su declaración de paz, el alcalde ha celebrado la entrada en vigor este enero del Tratado, tras las demandas durante años de los “hibakusha” y su trabajo continuado por hacer llegar el mensaje de paz al mundo y la abolición de las armas nucleares. “Nuestro mundo no puede ser sostenible con armas nucleares creadas para la guerra”, ha afirmado con rotundidad.

Cuando le tocó el turno al primer ministro japonés, Yoshihide Suga, este subrayó que “Japón tiene un mayor entendimiento de los efectos de un ataque nuclear” y mencionó su intención de realizar esfuerzos por un mundo sin armas nucleares. Sin embargo, tras el acto conmemorativo, el primer ministró declaró a los medios que “por ahora no tiene intención de ratificar el tratado”.

“Estudiaremos ser miembros como observadores”, expresó al referirse a las intenciones del gobierno nipón. “Todavía hay muchos países que no lo han ratificado”, argumentó y declaró que pretenden actuar de “puente entre los países con y sin armas nucleares”.

Por último, el representante de una ciudad que se vio reducida a cenizas y donde murieron en el acto casi 140.000 personas, ha celebrado el relevo intergeneracional de paz de la mano de los más jóvenes que “mantendrán y promocionarán el tesoro de la paz en el mundo”.

Minutos antes, dos escolares de Hiroshima, Maria Ito (12) y Takumi Yoshimasa (11), dedicaron a la audiencia unas palabras y reafirmaron su compromiso como herederos de la paz, en un momento actual donde la edad media de los “hibakusha” es de 84 años.

Polémica con el COI por el minuto de silencio

Por otra parte, la ciudad nipona esperaba que los Juegos Olímpicos (JJ.OO.) se sumasen al minuto de silencio que tiene lugar en Hiroshima cada año durante la celebración del acto conmemorativo en el Parque de la Paz. Es tradición guardar un minuto de silencio para orar en memoria de las víctimas. Las autoridades de Hiroshima habían solicitado al Comité Olímpico Internacional (COI) que, junto a atletas y comités nacionales actualmente celebrando el evento en Japón, se uniesen al gesto. No ha sido así.

La ciudad japonesa y la asociación de “hibakusha” (supervivientes de la bomba) solicitaron formalmente al presidente del COI, Thomas Bach, que se uniese al acto conmemorativo, pero los organizadores de Tokio 2020 afirmaron que el COI no lo llevaría a cabo el 6 de agosto sino durante la ceremonia de cierre de los Juegos el domingo día 8.

Esta decisión no ha caído bien en la ciudad promotora de la paz y se suma a los sentimientos de rechazo provocados por la polémica visita de Bach el pasado 16 de julio para dar inicio a la tregua olímpica. Una visita que fue tildada por parte de la ciudadanía de “deshonra” a los supervivientes y “desprecio para la salud y la vida de las personas”, provocando fuerte rechazo en Hiroshima.

El comité organizador de los Juegos ha sido preguntado este miércoles en la rueda de prensa diaria por qué el COI no ha tenido en cuenta esta petición. El portavoz de Tokio 2020, Masa Takaya, ha respondido que “habrá un momento de recuerdo y oración por las vidas perdidas durante la ceremonia de cierre y que el COI tratará de expresar su simpatía de esta manera”.

La ceremonia en Hiroshima se ha visto reducida a un diez por ciento en comparación con otros años, al igual que en 2020 por la pandemia, limitándose su asistencia a 880 participantes, entre los que destacaron los supervivientes del ataque nuclear y sus descendientes, mandatarios locales y los representantes de 86 naciones y la Unión Europea en Japón.

Tras la ceremonia, 440 pájaros sobrevolaron el monumento dedicado a las víctimas de Hiroshima, un número que asciende a 328.902 y que incluye a las fallecidas aquel día y a posteriori por los efectos de la radiación. Tres días más tarde, un nueve de agosto de 1945, otra bomba nuclear fue lanzada en Nagasaki.

[comentarios]

Últimas noticias