19.9 C
Santa Fe
martes 21 de septiembre de 2021

Se recolectaron más de 500 kilos de AEEs en el distrito Noroeste

Foto: Prensa MCSF

Te puede interesar

El último sábado se llevó a cabo una nueva edición de la campaña de Aparatos Eléctricos y Electrónicos en desuso. Desde abril ya se juntaron más de 12,5 toneladas en distintos puntos de la ciudad.

En Teniente Loza 6970, donde funciona el Distrito Noroeste, la Municipalidad concretó la sexta edición de la campaña de recolección de Aparatos Eléctricos y Electrónicos en desuso (AEEs). Después de las 10 y hasta las 13, los vecinos y las vecinas de la ciudad se acercaron hasta el Polideportivo de La Tablada donde la Secretaría de Ambiente organizó el operativo para recepcionar los artefactos.

En esta oportunidad se recolectaron alrededor de 500 kilos, que se suman a lo juntado en las ediciones anteriores, haciendo un total de más de 12,5 toneladas desde abril. El mes pasado, fue el turno del distrito La Costa, y antes había sido en el distrito Suroeste, el puerta a puerta en el Centro, y en primer lugar fue en el distrito Este (en el Prado Español).

El secretario de Ambiente del municipio, Edgardo Seguro, resaltó la importante adhesión que generó la campaña entre los santafesinos y las santafesinas, y opinó que es una muestra de la responsabilidad de la ciudadanía. En ese sentido, mencionó que “la gente trae equipos que quedaron en desuso; monitores viejos es lo más voluminoso que tienen en sus hogares. Pero hay equipos de computación que todavía funcionan en parte; estamos viendo de dárselos a las instituciones, a personas que no tienen cómo comprarlos”.

Procesamiento

Cabe recordar que el material recaudado se traslada a la planta procesadora ubicada dentro del complejo ambiental. Allí se separan los artefactos que pueden repararse de aquellos que ya no sirven. En un paso posterior, se desarman los que van a la disposición final, con el objetivo de reciclar algunas piezas que tendrán utilidad.

Los aparatos eléctricos y electrónicos de las anteriores campañas ya fueron procesados. “Los residuos fueron dispuestos adecuadamente, lo que no era peligroso fue al relleno sanitario y lo peligroso, fue despachado al relleno de seguridad. Pero nos quedó un volumen importante, más de un 60% que es recuperable, como cobre, hierro y aluminio que fue la Asociación Civil Dignidad y Vida Sana, y que forma parte de su forma de subsistir. Por otra parte, en la planta trabajan seis personas de la asociación, como parte de nuestro trabajo con las asociaciones civiles, que nos permiten contribuir al ambiente, pero también lograr una sostenibilidad económica y social”, amplió Seguro.

[comentarios]

Últimas noticias