14 C
Santa Fe
sábado 18 de septiembre de 2021

Escandalo: futbolistas noruegos hicieron una orgía en el estadio tras el partido

Foto: TN

Te puede interesar

El club ya comunicó el despido de uno de los jugadores señalado como organizador del encuentro sexual e investiga a otros 10. Las cámaras de seguridad captaron cada detalle de lo ocurrido.

La ciudad noruega de Bergen se encuentra sumida en la vergüenza provocada por varios futbolistas del club SK Brann que protagonizaron una orgía que en el estadio tras jugar un partido, irse de copas y regresar con varias señoritas con quienes mantuvieron relaciones sexuales dentro de la institución, secuencia que fue completamente grabada por las cámaras de seguridad. Uno de los señalados ya fue despedido.

La orgía en el estadio del Brann, según los medios noruegos, tuvo lugar el pasado lunes 14, después de que el equipo jugara un partido amistoso. A su término, varios futbolistas se juntaron para cenar en un restaurante y después regresaron al estadio, en el que siguieron la fiesta bebiendo alcohol con varias mujeres.

Las cámaras de seguridad grabaron a varios jugadores manteniendo relaciones sexuales con las invitadas en el interior del club, unas imágenes en las que también aparecen corriendo en ropa interior por el césped, informó el diario Bergensavisen.

En este contexto el club tomó una contundente medida disciplinaria con Kristoffer Barmen, el futbolista de 28 años señalado como el organizador de la orgía, que reunió a 11 futbolistas y a siete mujeres.

El abogado de Barmer publicó un comunicado en el que indicó que su cliente fue tratado “de manera injusta” por el club. En tanto, según medios locales, el arquero Mikkel Adersen abandonó el equipo por iniciativa propia debido a las amenazas que tanto él como su familia habían recibido desde que se conoció el incidente.

El episodio provocó la condena de la directiva por violar las reglas sanitarias relacionadas con la pandemia y el reglamento interno del club, pero el SK Brann anunció que no habrá sanción alguna para ellos. “Violaron las reglas internas, han pedido disculpas y comprendido la gravedad de lo ocurrido, pero tenemos que seguir adelante. Ninguno será apartado. Ha sido un castigo suficiente lo que han pasado los últimos días”, explicó la directora general, Vibeke Johannesen, una promesa que finalmente no se cumplió con el despido de Barmen y las sanciones internas.

Investigarán si hubo un delito sexual

La Policía noruega abrió una investigación por un posible delito sexual en una fiesta no autorizada de doce jugadores del Brann, equipo de la máxima categoría de fútbol, que supuestamente incluyó sexo en el estadio.

“No hemos recibido denuncia alguna, pero basándonos en las informaciones recibidas y en nuestras propias pesquisas, creemos que hay base para investigar si ha ocurrido algo punible”, escribió en un comunicado la policía de Bergen (oeste).

En declaraciones al diario local Bergensavisen, el inspector jefe Gunnar Floystad explicó que hay una persona agraviada y al menos un sospechoso, pero que no se han practicado detenciones.

Medios noruegos revelaron esta semana que varios jugadores del Brann salieron a cenar el lunes después de derrotar a un equipo de tercera categoría en un amistoso y que luego siguieron la fiesta en el estadio del equipo, bebiendo alcohol e invitando a varias mujeres ajenas al club.

El episodio causó una condena pública de la directiva por violar las reglas sanitarias relacionadas con la pandemia de coronavirus y el reglamento del club.

Según informó luego el medio citado, las cámaras de seguridad revelaron que varios jugadores mantuvieron relaciones sexuales con las invitadas en el interior del estadio y que corrieron en ropa interior sobre el césped.

“Fue una ida colectiva. Nos hemos enterrado en un agujero muy negro del que es muy difícil salir”, declaró a ese diario Kristoffer Barmen, uno de los jugadores implicados y que hoy, se supo, fue echado del club.

El Brann atraviesa por una situación comprometida en la Tippeliga, máxima categoría del fútbol noruego, cuando se lleva disputada la mitad de la temporada: es último con 7 puntos y un solo triunfo en 14 partidos, a 6 de la salvación.

El conjunto de Bergen, segunda ciudad noruega por población, reanuda la liga este domingo en su campo contra el Sandefjord.

El comunicado del SK Brann

El club deportivo Brann ha optado por dar por terminada la relación laboral con uno de los jugadores, que él mismo ha optado por salir por su nombre, Kristoffer Barmen, y ha dado una seria advertencia por escrito a otros diez jugadores que participaron en un nachspiel en el Brann Stadium el martes 10 de agosto.

El portero Mikkel Andersen ha optado por rescindir el contrato con Brann como consecuencia de la situación y las experiencias a las que él y su familia han estado expuestos.

– Desde el 11 de agosto, el club ha trabajado intensamente para llegar al fondo de las gravísimas violaciones de confianza de 12 de nuestros jugadores. Hemos investigado, valorado y concluido sobre las condiciones ocurridas en la cena, la visita al bar y el nachspielet en el estadio. Ha habido muchos rumores y especulaciones. Mucho de esto no hemos encontrado cobertura probatoria. Nuestro trabajo ha sido descubrir lo que realmente sucedió.

– Ha llevado tiempo. Las encuestas muestran infracciones de pautas, normas generales, reglas de control de infecciones y expectativas razonables de nuestros empleados. Por lo tanto, hemos optado por renunciar a uno de nuestros jugadores y hemos dado a otros diez jugadores advertencias escritas serias, dice el gerente general Vibeke Johannesen en Sportsklubben Brann.

Después de exhaustivas investigaciones y procedimientos con Barmen y sus abogados, Brann ha decidido rescindir su empleo. Una parte importante de la razón por la que este jugador recibió una reacción más estricta que los jugadores que recibieron una advertencia por escrito es que Barmen, entre otras cosas, tuvo un papel central en la implementación de la secuela.

– El club no ve más remedio que reaccionar estrictamente ante las graves e inaceptables infracciones tanto de las directrices como de la confianza del club, la afición y los socios. “Es con gran pesar que vamos a la destitución de uno de nuestros jugadores experimentados y con gran seriedad damos a diez jugadores una seria advertencia por escrito”, dice Johannesen.

Las investigaciones del club y las entrevistas con los jugadores y el personal muestran que los jugadores bebieron alcohol, usaron el estadio como arena para nachspiel, se llevaron a siete invitados y rompieron ambas pautas, las normas generales, el sentido común y las reglas actuales de control de infecciones. La policía de Bergen también está investigando un posible delito durante las secuelas. Se enfatiza que la persona que ha sido despedida no se encuentra bajo investigación policial.

– No cabe duda de que el club se toma muy en serio este asunto. Estamos decepcionados, desesperados y maldecidos por la situación. El primer paso para restaurar la confianza y el orgullo del club es descubrir los hechos sobre lo que realmente sucedió y reaccionar ante los jugadores en consecuencia. Reconocemos que tenemos actitudes en partes del club que no son compatibles con las expectativas y requisitos de dirigir una organización miembro y los mejores deportes. Ahora hay un esfuerzo a largo plazo para construir una mejor cultura en partes del club, y no menos importante para asegurar que el deporte vuelva a ser el centro de atención, dice Johannesen.

A raíz del nachspielet, varios de los jugadores de Brann han sido expuestos a críticas y provocaciones del mundo exterior. El guardián Mikkel Andersen y su familia fueron abordados por la noche en su casa privada y han experimentado la situación como amenazante y muy desagradable.

– Mikkel Andersen ha decidido por propia iniciativa rescindir el contrato y regresar a Dinamarca. La ira a la que él y su familia fueron sometidos es inaceptable y ha sido una gran carga personal además de una situación previamente muy exigente después de que participó en el nachspielet. Deseamos a Mikkel y su familia todo lo mejor, dice Johannesen.

El 11 de agosto, el club deportivo Brann acordó con el jugador Vegard Forren poner fin a su relación laboral. Forren también estuvo presente en el actual nachspielet en Brann Stadion.

[comentarios]

Últimas noticias