21.4 C
Santa Fe
domingo 19 de septiembre de 2021

Dos balaceras contra una vivienda durante el fin de semana

Foto: Rosario 3

Te puede interesar

Pablo vive junto a su mamá y sus hermanos en una vivienda en barrio Triángulo que fue atacada a balazos dos veces este fin de semana. En uno de los hechos entró una bala y quedó incrustada en una cajonera.

“No tiene sentido esto”, dijo en relación a las posibles causas, y agregó: “Te acostás a dormir y pensás que puede entrar un balazo por la ventana”

Una familia de barrio Triángulo sufrió dos balaceras este fin de semana y no tienen ninguna vinculación a un hecho que pudiera explicarlas, salvo vivir cerca de una casa que se quiere usurpar. Uno de los disparos recibidos entró por la ventana y pasó a muy pocos centímetros de uno de los integrantes, un chico de 15 años. El drama de dormir aterrados.

Pablo Weis vive con su madre y hermanos. Este fin de semana atacaron su casa a balazos dos veces. En una ocasión pasaron en moto y tiraron desde muy cerca. Fueron 4 disparos. La situación volvió a repetirse el domingo a la madrugada cuando una pareja en moto abrió fuego contra la casa y lanzó 7 tiros contra una de las habitaciones.

El joven que trabaja como operador de radio, sostuvo al respecto: “Esto no tiene sentido, mi madre trabaja y mis hermanos y yo estudiamos y trabajamos”, dijo para dejar en claro que no están vinculados al universo delictivo. Tampoco, con el mundo político, aseguró.

Sin embargo, se produjo una situación que podría encadenarse con la balacera y tiene que ver con una casa vacía cercana a la de Pablo a la que se ha intentado usurpar. La Policía intervino y citó a declarar a los vecinos. “Ni mi madre ni mis hermanos ni yo hicimos la denuncia, supongo que nada más nos pasó por estar cerca de este lío, tuvimos esa suerte”, ironizó.

La familia no piensa mudarse a pesar del miedo. “Es difícil acostarse a dormir cuando pensás que una bala te puede entrar por la ventana”, indicó y no es una posibilidad: ya sucedió. “Uno de los disparos entró en la habitación, pasó a 15 centímetros de mi hermanito de 15 años, los otros pegaron en la pared a la altura de la cintura”, detalló y culminó: “Estamos muy cansados de la violencia”.

[comentarios]

Últimas noticias