21.4 C
Santa Fe
domingo 19 de septiembre de 2021

Tormenta Ida: al menos ocho muertos por las inundaciones en Nueva York y Nueva Jersey

Foto: Infobae

Te puede interesar

La ciudad se declaró en emergencia tras confirmar siete fallecidos, mientras que el octavo pereció en Passaic, una población del estado vecino.

Al menos ocho personas murieron a consecuencia de las fuertes tormentas que sacuden en las últimas horas los estados de Nueva Jersey y Nueva York, en la costa este de Estados Unidos, según informaron fuentes policiales.

En la ciudad de Nueva York, que está en situación de emergencia, se han producido siete de los fallecidos, según la policía neoyorquina, mientras en el cercano estado de Nueva Jersey ha muerto una más, según el alcalde de la ciudad de Passaic, Héctor Lora.

Las tormentas forman parte de los remanentes del huracán Ida que, ya degradado a tormenta, impactó contra el estado sureño de Luisiana durante el fin de semana, provocando graves inundaciones y tornados mientras dejaba un rastro de destrucción hacia el norte.

China: una tormenta de arena tapó por varios minutos a una ciudad

Las víctimas en Nueva York, cuyos nombres no fueron revelados, estaban ubicadas en cuatro zonas diferentes de la ciudad y tenían entre los 2 y los 66 años de edad, según el Departamento de Policía de Nueva York. Las causas oficiales de muerte serán determinadas más tarde por el médico forense de la ciudad, dijo el departamento.

Nueva York declaró en las primeras horas de este jueves el estado de emergencia después de que la región noreste del país registrara intensas lluvias y vientos de los restos de Ida, que causaron importantes inundaciones. El gobernador del Nueva Jersey, Phil Murphy, también declaró el estado de emergencia en el vecino estado.

“Estamos sufriendo un evento meteorológico histórico con lluvias que están rompiendo récords por toda la ciudad, con inundaciones brutales y condiciones peligrosas en las carreteras”, advirtió el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en las redes sociales.

Tanto De Blasio como la gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, señalaron que en unas pocas horas cayó mucha más lluvia de lo esperado, lo que ha dejado a la región en una “pésima situación”.

Se cancelaron cientos de vuelos en los aeropuertos cercanos LaGuardia y JFK, así como en Newark, donde un video mostró una terminal inundada.

Las calles se transformaron en ríos, mientras que las estaciones de metro de la ciudad también se inundaron, y la Autoridad de Transporte Metropolitano informó que los servicios fueron efectivamente cerrados.

Como las imágenes mostraban autos sumergidos en las calles de la ciudad, las autoridades instaron a los residentes a no conducir en carreteras inundadas.

“No saben qué tan profunda es el agua y es demasiado peligrosa”, dijo en un tuit la sucursal de Nueva York del Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

El NWS registró 80 milímetros de lluvia en Central Park en solo una hora, la mayor cantidad registrada en el área.

La ciudad emitió anteriormente una rara advertencia de emergencia por inundaciones repentinas instando a los residentes a trasladarse a terrenos más altos.

“Es probable que se produzcan inundaciones repentinas significativas y potencialmente mortales desde el Atlántico Medio hasta el sur de Nueva Inglaterra”, dijo el NWS en un boletín, agregando que de tres a ocho pulgadas de lluvia podrían empapar la región hasta el jueves

En Annapolis, a 30 millas (50 kilómetros) de la capital estadounidense, un tornado arrancó árboles y derribó postes de electricidad.

Miami: por temor a la tormenta Elsa, demolieron lo que quedaba del edificio

Persistente amenaza de tornado

El NWS advirtió que la amenaza de tornados persistiría, con alertas de tornados vigentes para partes del sur de Connecticut, el norte de Nueva Jersey y el sur de Nueva York.

“Esta es una inundación repentina extremadamente peligrosa y potencialmente mortal en curso en el condado de Somerset, así como en otros en el área”, tuiteó la cuenta del NWS para el área metropolitana de Filadelfia el miércoles por la noche, junto con un video de un automóvil atrapado en agua revuelta.

Se espera que Ida continúe moviéndose hacia el norte y traiga fuertes lluvias el jueves a Nueva Inglaterra, que también fue golpeada por una rara tormenta tropical a fines de agosto.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará el viernes a Luisiana, donde Ida destruyó edificios y dejó más de un millón de hogares sin electricidad.

Los huracanes son comunes en el sur de los Estados Unidos, pero los científicos han advertido de un aumento en la actividad de las tormentas a medida que la superficie del océano se calienta debido al cambio climático, lo que representa una amenaza cada vez mayor para las comunidades costeras del mundo.

[comentarios]

Últimas noticias