12.4 C
Santa Fe
viernes 17 de septiembre de 2021

Clausuraron la concesionaria baleada a fines de agosto por no tener habilitación

Foto: gentileza

Te puede interesar

La Municipalidad de Santa Fe clausuró este jueves por la tarde el local ubicado en Mendoza al 3400, por no estar habilitado para la compra y venta de autos. La concesionaria había sufrido un ataque a balazos el pasado 24 de agosto.

La Municipalidad de Santa Fe clausuró este jueves por la tarde la concesionaria de autos que funcionaba en un local ubicado en Mendoza al 3400 de la ciudad de Santa Fe. Según informaron desde el área de Comunicación del Municipio, el local no cuenta con la habilitación oficial correspondiente, por lo cual fue clausurado hasta que su titular regularice la situación.

El acta labrada por las autoridades municipales expresa que se procede a la clausura preventiva del lugar que “estará sujeta a que el titular inicie los trámites de habilitación municipal correspondiente y acredite presentación espontánea ante la justicia administrativa de faltas a los fines de liquidar y pagar las multas realizadas”.

Es la segunda vez en pocos días que esta concesionaria es noticia en la ciudad. El pasado martes 24 de agosto, alrededor de las 19, un auto se detuvo frente al local. Desde el interior del vehículo apuntaron y efectuaron cinco dispararon en contra de la fachada del local.

Amenazas calificadas

El autor del ataque fue detenido e imputado por el delito de amenazas calificadas. En la audiencia imputativa, el fiscal Nigro sostuvo que “el imputado abrió fuego contra los cristales del local comercial ubicado en calle Mendoza 3.457”, y agregó que “lo hizo con el fin de intimidar al titular del negocio e impedir el libre ejercicio de sus actos”.

El fiscal también detalló que “para cometer el ilícito, el hombre investigado fue hasta la concesionaria en un auto marca Peugeot, modelo 207 de color verde oscuro”. También precisó que “el arma de fuego utilizada era calibre 32”.

Nigro le atribuyó al imputado la autoría de los delitos de amenazas calificadas por ser con armas y portación de arma de fuego de uso civil, y solicitó audiencia para tratar la prisión preventiva del imputado.

El hecho

Pocas horas después del suceso, Pablo, el dueño de la concesionaria, dijo en Creo, por Aire de Santa Fe, que conoce al agresor, que es “una persona de bien” y que lo ocurrido no tiene nada que ver con asuntos comerciales. “Vamos a ver cómo hacemos con la Justicia”, remarcó.

El dueño del local remarcó que el agresor disparó solo en el momento en que no había nadie en la concesionaria, ni transeúntes en la zona. Lo cierto es que los vecinos del lugar escucharon claramente los disparos.

A través de las cámaras de seguridad, el dueño de la concesionaria identificó al agresor. Se trata de un hombre de su círculo cercano que hasta incluso en ocasiones ha ido a tomar mates al negocio.

El propietario manifestó que se produjo con anterioridad una discusión personal que no tiene nada que ver con el negocio. Pablo dijo que con amigos en común se están ocupando del tema y sacando conclusiones de lo que pudo haber pasado como para que reaccionara de esa manera, disparando un arma y en plena avenida.

Por último, Pablo descartó que se haya tratado de un robo, aclaró que la persona no es cliente del negocio y que se tomó el tiempo de asegurarse que no pasaba nadie por la vereda al momento de disparar el arma de fuego. Efectuó los tiros desde un automóvil. Pablo radicó la denuncia policial y espera resoluciones en la Justicia.

[comentarios]

Últimas noticias