23.4 C
Santa Fe
lunes 20 de septiembre de 2021

Insólito: una mujer se enamoró de un chimpancé

Foto: Adobe Stock / Por Abeselom Zerit

Te puede interesar

El animal habría dejado de vincularse con los de su especie, que no lo consideran parte de su grupo.

Zoológico le prohíbe a mujer que visite a un chimpancé con el que tenía un “romance”. ().
Si de sucesos insólitos se trata, el caso de una especie de romance entre una mujer y un chimpancé copó las primeras planas de Bélgica y trascendió las fronteras. Es que según se dio a conocer, una mujer fue expulsada de un zoológico tras vivir un affaire con un chimpancé durante cuatro años.

El insólito caso sucedió en Bélgica y tiene como protagonista a Adie Timmermans, a quien se le prohibió tajantemente la entrada a un zoológico de Amberes después de que el personal del lugar determinara que había desarrollado una estrecha relación con un primate a través de los años.

Según las versiones, el chimpancé llamado Chita, llegó a esta institución de Amberes hace treinta años. Durante los últimos cuatro, Timmermans no falló una sola semana a su cita, algo que ha hecho que en su corazón se crearan grandes lazos de apego hacia el animalito.

“Amo a este animal, y él me ama a mí. No tengo otra cosa en el mundo. ¿Por qué me lo quieren quitar? Sólo diré que estamos teniendo un affaire”, afirmó a Newsweek la mujer en la publicación que además agrega que el vínculo solo consistía en saludarse y lanzarse besos de un lado al otro del cristal que protegía al chimpancé.

Ante las reiteradas visitas, los trabajadores del zoológico expresaron su preocupación por la forma en que esta relación estaba afectando negativamente al chimpancé con los otros miembros de su misma especie.

“Los otros monos lo ignoran y no le consideran parte de su grupo, y es muy importante que lo sea. Cuando no son horas de visita, se queda aislado y completamente solo”, habrían alertado los cuidadores sobre el desenvolvimiento del animal.

Vale mencionar que el extraño vínculo podría tener como origen el hecho de que antes de ingresar al zoo, Chita era un animal doméstico. “Cuando un animal está demasiado enfocado en las personas, sus compañeros le respetan menos. Queremos que Chita continúe siendo un chimpancé en la medida de lo posible”, comunicó el vocero del zoológico.

Los empleados del recinto están ahora tratando de ayudar a Chita a interactuar más con el resto de los primates; mientras que la mujer no conforme con la decisión del establecimiento expresó su queja al diario Newsweek: “Si docenas de personas pueden seguir viéndolo… ¿Por qué no yo?”.

Pese a esto, los funcionarios del zoológico fueron tajantes con su decisión. Ellos afirman que la amistad entre la mujer y el chimpancé ha perjudicado el estatus social de Chita con los otros animales y no están dispuestos a permitir que esta situación se acreciente.

[comentarios]

Últimas noticias