11.7 C
Santa Fe
viernes 17 de septiembre de 2021

Buscan a dos niños que se cayeron al río cerca de Arroyo Leyes

Imagen ilustrativa: Daniel Reyna

Te puede interesar

Dos niños de 11 y 13 años son buscados en el río ya que sospechan que se cayeron mientras pescaban junto a su tío. Ocurrió en el Loteo Don Carmelo detrás del campo Menegaso sobre calle 18 a unas 20 cuadras de Arroyo Leyes.

Este sábado por la tarde, el personal de la subcomisaría 20 fue alertado por dos menores que desaparecieron cerca del río. En este momento se desarrolla la búsqueda de los niños de 11 y 13 años que, según su tío, se cayeron al río.

Licitaron la defensa contra inundaciones en Rincón y Arroyo Leyes

Un llamado al 911 dio aviso de que los menores se cayeron al río en el Loteo Don Carmelo detrás del campo Menegaso sobre calle 18 a unas 20 cuadras de Arroyo Leyes. Al llegar al lugar, los oficiales policiales se encontraron con su tío, que estaba pescando con los menores. Luego, arribó al lugar el padre de los niños buscados.

Cinco heridos tras una pelea entre vecinos en Arroyo Leyes

Actualmente, trabajan en la zona buzos tácticos y ya se activó el protocolo de búsqueda.

A principios de julio cuando comenzaba a marcarse el escenario de bajante en la ciudad, el Municipio de Santa Fe advirtió sobre los peligros de caminar sobre el río. La Municipalidad recordó que está terminantemente prohibido circular por el lecho de la Laguna Setúbal, debido a los riesgos que implica transitar a pie o en vehículo sobre la misma.

La Secretaría de Asuntos Hídricos y Gestión de Riesgos municipal advirtió sobre los peligros ya que el fondo de la laguna está formado principalmente por materiales limosos y arcillas. El suelo no es homogéneo, sino que presenta zonas con sedimentos antiguos y resistentes y otras con fangos muy blandos de depositación reciente.

Además, el fondo está interrumpido por las fosas de dragado que se hicieron en su momento para los alteos de barrio El Pozo, Parque Tecnológico, Ciudad Universitaria y Costanera Oeste. Estos pozos constituyen un grave peligro para las personas, ya que los cambios en la profundidad son muy abruptos, e inesperadamente el lecho pasa de tener una profundidad baja a muy profunda.

“También es importante tener en cuenta que el lecho de la laguna es un área natural no preparada para su tránsito y que la intromisión de las personas en estos momentos conlleva riesgos de contaminación del mismo con diversas sustancias como combustible, aceites, residuos de neumáticos o de frenos, así como deshechos aportados por los visitantes o vehículos que la transiten, lo cual aporta al deterioro sistemático del sistema natural”, aportaron desde la Dirección de Gestión de Riesgo.

 

[comentarios]

Últimas noticias