18.1 C
Santa Fe
jueves 21 de octubre de 2021

La policía irrumpe en un funeral y detiene a 4 personas por violar protocolos anticovid

Foto: wikipedia.org / CC BY-SA 3.0

Te puede interesar

Las inconsistencias en las restricciones sanitarias aplicadas con motivo de la pandemia a diferentes espacios públicos desataron este miércoles en Australia fuertes polémicas, cuando agentes de la Policía de Sídney (Australia) detuvieron a cuatro personas que asistían a un funeral en el que se había superando el límite de participantes permitido, recogen medios locales.

De acuerdo con las restricciones vigentes, a un funeral no pueden acudir sino un máximo de 10 personas, y con la condición de que sean parientes cercanos del fallecido, como cónyuge o pareja, padre o madre, hermanos e hijos. Según informó la Policía, sus oficiales respondieron a una llamada sobre la presencia de unas 80-100 personas en el cementerio de Rookwood, donde se estaban realizando tres ceremonias fúnebres

Francia: suspendieron a 3.000 empleados sanitarios por no vacunarse

Desde el cuerpo policial detallaron luego que la mayoría de los presentes se marcharon del cementerio tras un aviso, pero cuatro personas se negaron a cumplir las órdenes.

Adultos mayores de España recibirán una tercera dosis anticovid

“La Policía trabajó con la familia durante esa situación difícil. La familia designó a 10 personas para que pudieran quedarse, y a las demás les pidió que se fueran”. No obstante, cuatro de ellas rechazaron el llamado y“no dieron otra opción que detenerlas”.

Frente al hecho, no pocos asistentes condenaron las restricciones, resaltando que el funeral se había realizado en un espacio abierto. Anwar Elahmad, quien se encontraba en el cementerio cuando se produjeron los arrestos, dijo que su suegra, hermana de uno de los fallecidos, estaba en el aparcamiento, y la Policía ni siquiera le permitió que viera el funeral desde su coche.

Integrantes de la Asociación de Musulmanes Libaneses, que se encargó de los funerales del miércoles, aseveraron que todos los presentes tenían puestas sus mascarillas y estaban, además, en un espacio abierto. Nadie, dijeron, logra entender por qué la diferencia entre lo que está pasando en las playas australianas y lo ocurrido en ese funeral al aire libre.

“No solo estaban de duelo, sino que vieron a sus parientes ser metidos en patrullas policiales, detenidos”, dijo el presidente de la Asociación, Samier Dandan.

Entre tanto, el descontento aumenta entre los ciudadanos en general, cansados de esas restricciones que no funcionan de manera igual en todos los espacios públicos del país.

“La playa de Bronte, en el este de Sídney a las 10 de la mañana del día cuando Nueva Gales del Sur anunció 1.599 casos y 9 muertes”, escribió un usuario de Twitter al publicar una foto de una playa llena de gente. Y añadió: “Mi hermosa suegra de 70 años, en el oeste de Sídney, todavía no puede ver a su familia”.

 

 

 

 

 

 

[comentarios]

Últimas noticias