26.8 C
Santa Fe
viernes 22 de octubre de 2021

La bajante del Paraná ya provocó pérdidas por u$s 620 millones en exportaciones

Foto: gentileza

Te puede interesar

La bajante más importante en los últimos 77 años generó grandes problemáticas en las exportaciones. Uno de los principales afectados es la soja y sus derivados. Otros mercados como el maíz y la pesca también sufrieron grandes pérdidas

La histórica bajante del río Paraná provocó hasta el momento pérdidas por 620 millones de dólares en exportaciones, según calculó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), y se estima que el bajo nivel pueda continuar hasta, al menos, fines del 2021

Deforestación del Amazonas: una de las causas de la bajante del Paraná

Se trata de la bajante hídrica más grande en los últimos 77 años y puso en alerta a las autoridades nacionales, provinciales y locales. Entre las medidas adoptadas, se recomendó utilizar agua de lluvia para regar y se prohibió la venta de pescado proveniente de este canal.

Bajante del río: el municipio se prepara para actuar ante emergencias en la Setúbal

Otro de los motivos que provocaron la millonaria pérdida de divisas tiene que ver con la logística, ya que esta es la vía principal de salida de la mayoría de las exportaciones nacionales a través del mar.

Divisas ahogadas

“Las exportaciones de harina y aceite de soja se están embarcando actualmente con precios que limitan el ingreso de dólares a la Argentina, en vistas de la menor competitividad de la mercadería argentina y las severas dificultades en la logística portuaria por el escaso caudal de la Hidrovía Paraná- Paraguay a la altura de Rosario”, consignó el informe de la BCR.

Además, aseguraron que la brecha entre el precio de los acuerdos FOB Paranaguá (Brasil) y el FOB Up River (Rosario) para la harina de soja está en su peor diferencial de precio desde 2013.

En esta línea, informaron que por tonelada la harina de soja argentina registra un negativo de 17,57 dólares, en tanto que en aceite se ubica en 13,86. Es decir que las pérdidas acumuladas en 2021 en harina de soja rondan los 484,8 millones de dólares, mientras que para el aceite es de 135,2 millones.

“Con más de 25 millones de toneladas de subproductos del complejo soja ya embarcados en lo que va del año, estimamos una pérdida superior a los US$620 millones para estos embarques desde el Up River”, informó.

El comunicado atribuye una clara injerencia de estas pérdidas a la bajante del Paraná: “Pueden obedecer muchas veces a diversos factores circunstanciales como inconvenientes logísticos o de transporte o a veces a conflictos gremiales que dificultan las operaciones en algunos puertos”.

No todo es soja

Son muchos los sectores afectados por la dura situación de una bajante que lleva cerca de 800 días, según investigadores del Conicet. Muchos productos y materias primas nacionales pasan normalmente por esta vía a diario y las dificultades golpean a esos mercados también.

En el caso del maíz, debió exportarse una mayor cantidad desde los puertos más profundos del sur bonaerense ante las dificultades que impone la bajante y se dio una brecha de precios con respecto a la mercadería de los puertos rosarinos, que vieron limitada la carga.

La carga de maíz desde Bahía Blanca ha roto récords históricos. Esto ha redundado en subas de precios en el sur de Buenos Aires, mientras que se ha observado una relativa estabilidad en los precios de Rosario”, explicó el documento de la Bolsa rosarina.

Mientras que la tonelada se abona en promedio a 230 dólares por tonelada en Bahía Blanca, en Rosario el valor se aproxima a los 192, por lo que la diferencia es de 38 dólares por tonelada al día de hoy. El contraste con septiembre de 2020 es abrumador, ya que en la primera zona se pagaba 156 dólares por tonelada y en la segunda 158 dólares. Es decir, apenas dos dólares de diferencia en favor del puerto rosarino.

Un freno a la exportación de pescado

En cuanto a la pesca, el Ministerio de Agricultura dispuso una restricción a las exportaciones de pescado hasta el 31 de diciembre. Algunas especies quedarán totalmente limitadas, mientras que otras tendrán un cupo máximo.

A través de la Resolución 100/21, se dispuso que el límite máximo para las ventas al exterior de sábalos es de 6.378 toneladas, mientras que se prohíbe la exportación de surubíes, tarariras, bogas, manguruyúes, dorados, patíes, armados, manduvíes y bagres de río. Esto corresponde tanto al pescado entero y fileteado, fresco, refrigerado o congelado.

Si bien la medida funcionará hasta fin de año, evaluarán la situación en diciembre y podrían extender la disposición en los primeros meses del 2022.

 

 

 

 

[comentarios]

Últimas noticias