14.4 C
Santa Fe
martes 19 de octubre de 2021

Sin definiciones sobre el nuevo Gobierno, Angela Merkel deberá postergar su retiro

Foto: TN

Te puede interesar

Tanto los socialdemócratas del SPD como los conservadores de la CDU se disputan el armado del Ejecutivo. Comienza un período de difíciles negociaciones.

Angela Merkel deberá esperar para dejar la Cancillería después de 16 años ininterrumpidos en el poder. Los resultados de las elecciones federales del domingo en Alemania solo arrojaron un gran manto de incertidumbre sobre el futuro gobierno del país. Los dos principales partidos se atribuyeron el derecho de encabezar la economía más grande de Europa.

Los socialdemócratas del SPD, que postulan al actual vicecanciller y ministro de Finanzas Olaf Scholz, se proyectan como ganadores de los comicios con el 25,7% de los votos, según los resultados preliminares publicados este lunes por la comisión electoral.

Pero la alianza conservadora de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), de Merkel, y su partido aliado bávaro, la CSU, encabezada por Armin Laschet, está muy cerca con el 24,1%, de los sufragios, el peor resultado en su historia de siete décadas.

Fin de la era Merkel: el partido Socialdemócrata ganó las elecciones en Alemania

Detrás aparecen Los Verdes con 14,8%, seguidos de los Liberales de FDP con 11,5% y la ultraderechista Alternativa para Alemania con 10,3%. Verdes y Liberales se proyectan hoy como los verdaderos árbitros en la partida de póker político que se avecina en el país.

El heredero de Merkel no se baja de la pelea por el nuevo Gobierno de Alemania
Armin Laschet no se baja de la disputa por encabezar el próximo ejecutivo a pesar de quedar segundo en las elecciones. ”Un gobierno dirigido por la Unión (CDU/CSU) es lo mejor para nuestro país y nos sentimos igualmente obligados hacia nuestros electores”, destacó.

Y añadió: ”Ningún partido, ni siquiera el SPD, obtuvo un mandato claro para gobernar”.

Olaf Scholz afirma que la derecha recibió un mensaje

Pero el postulante de los socialdemócratas (SPD), Olaf Scholz, salió rápido a marcarle la cancha a su rival. La derecha “recibió el mensaje de los ciudadanos de que ya no deberían estar en el gobierno, sino en la oposición”, advirtió.

Ahora deberá jugar una partida de póker político con otras fuerzas menores para intentar formar gobierno. Hasta ahora, el SPD cogobierna en coalición con la CDU de Merkel, lo que llevó a Scholz a convertirse en vicecanciller y ministro de Finanzas. Sin embargo, antes de las elecciones anunció que no estaba dispuesto a reeditar la alianza.

La opción más probable, según coinciden analistas, es un gobierno tripartido integrado por el SPD, los Verdes y los liberales.

Cómo se elige al nuevo canciller alemán
En Alemania no son los votantes los que eligen directamente al jefe de gobierno, sino los diputados, una vez formada la mayoría. Sin embargo, los partidos anuncian antes quién será su candidato a canciller en caso de ganar las elecciones.

Pero esta vez la mayoría es especialmente complicada de formar, ya que debe reunir a tres partidos debido a la fragmentación del voto. Es la primera vez que ocurre una situación de este tipo desde los años ‘50.

Tras las últimas elecciones de 2017, se necesitaron más de seis meses para alcanzar un acuerdo y formar la actual gran coalición de conservadores y socialdemócratas.

Ahora, los tiempos son otros ya que nadie quiere llegar a la Navidad sin un nuevo ejecutivo. ¿El motivo? Alemania asumirá la presidencia del G7 en 2022.

Además, las perspectivas de una larga parálisis política inquieta a los socios de la Unión Europea (UE).

Los talibanes invitaron a Angela Merkel a visitar Afganistán

Cuál es el rol de Angela Merkel en esta transición

Tras las elecciones, la canciller Angela Merkel siguió con sus tareas habituales al frente del ejecutivo alemán. Y deberá esperar a la formación de un nuevo gobierno para retirarse. Durante las negociaciones que se avecinan, se limitará a gestionar los asuntos corrientes, pero con una menor presencia en la escena internacional.

”Aunque continúe gestionando todas las cuestiones perderá la legitimidad de dar forma a las iniciativas internacionales”, opinó el experto Christian Mölling, en un análisis para el Consejo alemán de Relaciones Exteriores citado por la AFP.

Esta situación preocupa en especial a Francia, que en enero asumirá la presidencia semestral de la UE y que espera poder contar con su socio más importante para sacar adelante sus iniciativas. Francia cuenta con tener “rápidamente un canciller alemán fuerte” a su lado, dijo este lunes el secretario de Estado francés de Relaciones Exteriores, Clément Beaune.

[comentarios]

Últimas noticias