Falta sangre en el nuevo Iturraspe y reclaman políticas estatales