Invierten más de 3.900 millones para comprar cámaras, drones y dispositivos de rastreo