27.1 C
Santa Fe
lunes 6 de diciembre de 2021

Las sentadillas de Damián Betular durante un desafío en Bake Off

Foto: Infobae

Te puede interesar

Durante la competencia, Gino recibió una indicación para su torta y el concursante elogió la destreza física del jurado

El desafío del lunes en Bake Off Argentina (Telefe) desconcertó a los participantes al ser anunciado por Paula Chaves. “Hoy van a tener que hacer una pottery cake”, dijo la conductora. “Pote… ¿qué?”, se preguntaron en backstage los participantes, con caras de desconcierto. “O… una torta calada”, aclaró la conductora. Pero debió explicarse para que se entendiera la misión de la jornada.

“¿La calaron?”, bromeó Paula, a la vez en que confesó no tener “ni idea” sobre la técnica. Así, le dio el pie a los jurados para que cuenten de qué se trataba. “Esta técnica muy particular viene de la cerámica y se traslada a la pastelería: tienen que cubrir sus tortas con diferentes colores de buttercream y luego ir calando y dibujando el diseño que ustedes hayan elegido. Tiene que haber relación entre los colores que elijan del buttercream y los colores de los ingredientes en su interior”, les explicó Pamela Villar.

“Hoy, lunes, cabezas frías. Pero más fría tiene que estar esta miga que tienen hoy que es la buttercream. Enfríen capa por capa. Y enfriar no es congelar. Porque si congela o abaten, no van a poder calar ni tener esos diseños espectaculares, que es lo que queremos ver hoy”, sugirió Damián Betular.

¿Quién se fue de “Bake Off 2021”?

“Como no es una torta con una decoración tradicional, ni se les ocurra hacer un interior tradicional. Innoven, hagan diferentes texturas, permítanse volar”, pidió Dolli Irigoyen.

Con el desafío planteado y el reloj yendo en cuenta regresiva, los pasteleros comenzaron a crear desde sus islas con cierto nerviosismo y ansiedad por lograr el punto justo en la cocción de los bizcochuelos, a la vez en que debían controlar el tiempo para enfriar las preparaciones. Los jurados iban patrullando las preparaciones, dando tips y sugerencias para que lleguen a buen puerto. Pero Betular también soltó comentarios que rayaban lo personal. “Qué fea torta… ¡Pero qué lindo te queda el delantal!”, le dijo a Facundo cuando estaba por dejar su cocción en el abatidor.

Un rato después, tuvo un cruce divertido con Gino, el cual estuvo cargado de coqueteo y cierta tensión sexual. “¿Qué es eso, Gino?”, preguntó el jurado sobre un trozo de masa que yacía sobre la mesada, algo fuera de lugar. “Pedazos de bizcochuelo”, respondió el participante. “¿Qué es eso, Gino?”, insistió Betular y señaló sobre una mancha de crema. “No sé, es un descontrol…”, se justificó el pastelero. “Siento que estoy en un chiquero de todos colores”, agregó Gino en backstage.

Mientras tanto, el participante batía con mucho esfuerzo la preparación del bizcochuelo en un profundo bowl. “Batí con un batidor, Gino, así llegás”, sugirió Betular. “¿No podés batir con un cucharón, Gino?”, le insistió. “No, pero no tengo…”, le dijo Gino al mismo tiempo en que se fijaba debajo de su mesada. “Ah, sí, acá tengo uno…”, agregó señalando el utensilio que necesitaba.

“Agachate, mi amor, tenés 22 años. ¡Flexioná! Si me puedo agachar yo, te podés agachar vos”, lo retó Betular mientras flexionaba las piernas, demostrando agilidad en las rodillas. Y para acentuarlo, Damián comenzó a hacerlo como si fuera una rutina de gimnasio. Así, Gino lo imitó y le siguió el ritmo. Pero en backstage, llevó las cosas más allá: “No sé si mi torta está bien, pero lo que sí está correctísimo son las sentadillas de Damián. ¡Papá!”, elogió el participante.

De vuelta a la carpa, Gino seguía esforzándose en su batida y exageró el gesto al hacer ruido de motor, queriendo acelerar las cosas. “Dale, Gino, ¿tenés la torta armada?”, lo arengó el jurado. “No, está acá”, respondió el participante, señalando el bowl con la mezcla. “Listo, loco, se me fue la buena onda. Chau”, se despidió Betular y abandonó la isla.

Escándalo: un participante de Bake Off estalló contra los jurados

Finalmente, las cosas entre el jurado y Gino quedarían en un lugar peor. La torta (bizcochuelos de vainilla rellenos de una crema de frutillas, una crema de chocolate con tres capas de buttercream: uno blanco, otro rojo y otro marrón/negro) lucía desprolija, algo que el jurado no vio con buenos ojos.

“A esta altura, lo gracioso ya no va más. Esto es un verdadero desastre. Te vi correr como un loco de nuevo y este es el resultado”, lo lapidó Dolli. “Está todo pesado, es como un bodoque. Están los sabores, no hay nada crudo, pero todo lo de más no está bien”, le devolvió Pamela. “Gino, no tengo nada para decir, esta torta habla por sí sola”, cerró Damián. “Nunca llegué a cerrarle la boca a Betular… Hoy sí”, reflexionó Gino en backstage.

[comentarios]

Últimas noticias