30.5 C
Santa Fe
miércoles 26 de enero de 2022

“Un periodista no debe preocuparse por caer bien”

Foto: Luis Cetraro

Te puede interesar

El periodismo político, el análisis coyuntural tiene – entre sus intérpretes- a los Messi y los Maradona también. La admiración, respeto y disfrute estético -como variante de esta-ética- no es masiva, siquiera, dentro de la profesión en donde la grieta atraviesa los cuerpos y cabezas e impide el goce de leer y escuchar al mejor de todos, Jorge Cayetano Zaín Asís, más conocido cómo el “Turco” Asis.

Por Pablo Benito

En la previa a la charla, incluida en el programa de ADER, Asís comparte con su eventual compañera de trabajo, Lía Masjoan, una charla amena y, como caballero, aclara; “no quiero hablar antes, en un rato me van a escuchar, quiero honrar el evento y a Lía. Luego hablamos”

El “Luego” llega horas después.

Decía, hace un rato, que confía en la generación de los que hoy tenemos 40 – 60. ¿Quiere confiar o realmente confía?

Es que yo soy parte de un generación que, en un punto, se olvido de vivir la propia vida para “estampillar”, “sellar”, sepultar con adjetivos gravísimos al otro. Todo plagado de dudas, de “qué hiciste en la dictadura”, “por qué te salvaste”. Antes de comenzar una charla tenías que demostrar demasiadas cosas. Demasiados prejuicios y de los más fuertes. Ustedes, puede que tengan otros vicios, pero estos de los que te hablo son excluyentes. Adaptarse a la discusión democrática, amistosa, luego de tanta tragedia fue casi imposible.

¿Qué tan cerca de la objetividad puede estar un periodista? ¿Siquiera pregunto por el “hoy”?

Bastante, no hay que caerles bien a todos, siquiera a algunos. A mi me pasa que me vuelvo peronista cuando me enfrento a un gorila impiadoso y a la inversa me pasa también, pero quizás no tanto. A pesar de mi formación marxista juvenil, yo veo en Perón al gran estadista argentino que quizás, en su vuelta, tuvo un error propio de un estratega de tipo militar brillante. Lo comentaba hoy, Perón se equivocó en el análisis. El creía que la tercera guerra mundial ocurriría y se preparó para eso. Su proyecto geopolítico nacional era aprovechar un contexto de guerra internacional y ubicar a la Argentina como la gran potencia mundial. No se le puede reprochar a un político, de semejante envergadura, un error cuando su visión podría ser audaz, pero nunca una locura.

Cuando habla de los entretelones de los nombres propios de lo doméstico ¿No le parece que es todo demasiado efímero en el análisis?

Mira, a mi me enseñaron que el periodista, el intelectual, además de estudiar la realidad y reflejarla, debe entretener. Debo reconocer que hay temas que no funcionan, al menos hoy. Yo soy un enorme lector y me seduce la política internacional, la actual, la histórica, pero sé que quizás no tenga “encendido” para esa temática. Hoy me preguntó un joven sobre el acuerdo de Aukus (Australia, EEUU y UK) y me alegró muchísimo, pero como para invitarlo a tomar un café. Sé que si me pongo a desarrollar, incluso mis dudas de ese acuerdo, la sala queda vacía. Entonces, por ahí, es cómo hacer de la política, y su análisis, un ejercicio que no deje afuera a la mayoría de los interesados. Controlo lo que digo, sé lo que digo. Puede parecer que me voy al pasto, pero es un desliz programado.

Usted pareciera que da pistas falsas mezclando, peronismo, ideas progresista, menemismo y peronismo ortodoxo en un mismo párrafo ¿Es por provocación?

No es mi intención, pero si te puedo decir que, finalmente, soy el ultimo o único menemista que no tiene pudor en reconocer en donde estuvo y porqué. Menem fue el gran estadista de los últimos años y comprendió, como nadie, los 90 y lo que había que hacer. Cavallo, mi gran amigo Cavallo, es el economista al que hoy todos están consultando. Su plan le dió al país los últimos 6 años de inflación 0. En este contexto de incertidumbre monetaria ¿Quién puede descalificarlo por su interpretación de la realidad? Incluso, Milei – que te puedo asegurar que es un buen muchacho-  a pesar de su Efusividad, algo sacado si querés –  lo está corrigiendo- es un muchacho muy formado en lo que dice y sostiene. Mas allá de lo que es un a campaña electoral-
Menem fue presidente 10 años, reformó la Constitución e instauró la reelección junto a muchísimas cosas más que no entraron en vigor por miedo de los que vinieron después. Sería absurdo pensar que era un muchacho pintoresco que se quería hacer pasar por el caudillo Quiroga y vestía elegantemente aunque su estatura no lo ayudaba y con eso terminamos el análisis, sin más. Lo eligieron y lo volvieron a elegir millones. No me parece digno apelar a la vergüenza en eso. A mi no me avergüenza.

Finalmente. Me gusta la frase “no hago periodismo patrullero” ¿A que viene?

Y un poco a esto del conventillo. A las fuentes no se las cuida, se las respeta. No son “buchones”, son quienes nos ayudan a pensar. No es sólo el dato, es la interpretación del dato, de la información. Yo estoy seguro que este Estado necesita una Inteligencia política institucional como lo tienen las grandes potencias. Francia, Estados Unidos, Israel, España usan la inteligencia, la sistemtización de la información no para la guerra, sino para evitarla. Para saber negociar, cuándo y porqué. Decir esto en la Argentina trae malos recuerdos o se ubica en la extorsión de infidelidades, amantes y chusmerio de poca monta.
Si algo le falta a Fernández es Inteligencia de Estado, para ubicarlo…también para cuidarlo y cantarles las que van afuera para que no se las meta en el propio arco.

Muchas gracias Jorge Asis, lo dejo comer.

Gracias por eso.

[comentarios]

Últimas noticias