14.3 C
Santa Fe
domingo 14 de agosto de 2022

Detienen a una jugadora de PSG por mandar a agredir a una compañera

Foto: Instagram/Aminata Diallo (aminata_diallo_ad)

Te puede interesar

Aminata Diallo se encuentra detenida por el Servicio de Policía Regional de Versalles, según confirmaron desde el conjunto parisino.

El plantel del Paris Saint Germain femenino atraviesa una complicada situación. En las últimas horas la cuenta oficial del conjunto parisino confirmó la detención de la jugadora Aminata Diallo, por una presunta conexión con el grave ataque que sufrió una compañera de equipo. A pesar de que aún no hay muchos detalles sobre lo ocurrido, la institución afirmó que Diallo y Kheira Hamraoui, la futbolista agredida, vivieron un violento episodio.

El manager del PSG cuestionó a Lionel Messi

Según detalló el diario L’Equipe, todo comenzó el pasado 4 de noviembre, luego de una cena organizada por el PSG en el restaurante del Bois de Boulogne de París. Esa noche, Hamraoui y otra jugadora regresaban a sus domicilios en un auto conducido por Diallo. “Alrededor de las 22:30, cerca de su casa, mientras aún estaba en el auto, vio aparecer a dos desconocidos, con sus rostros enmascarados con pasamontañas”, relató al medio francés un familiar de la víctima.

Lionel Messi estuvo ausente en el entrenamiento del PSG

Los agresores abrieron la puerta del auto, uno de ellos logró sacar a Hamraoui, quien fue golpeada salvajemente en reiteradas ocasiones con una barra de hierro, principalmente en la zona de las piernas. Luego de varios minutos, finalmente huyeron.

Tras el violento ataque, la futbolista de 31 años fue trasladada de urgencia al hospital de Possy y recibió puntos en las piernas y las manos. Ante el llamativo hecho, la Policía comenzó a investigar para esclarecer el caso y hubo un detalle que llamó la atención de los investigadores: los dos agresores no intentaron asaltar a Hamraoui, sino que fueron directamente a golpearla.

Kheira Hamraoui la jugadora agredida del PSG

Kheira Hamraoui la jugadora agredida del PSG

Fue ahí cuando comenzaron a sospechar que Diallo, quien conducía el auto, podía estar involucrada. Así, en plena investigación, la Policía la detuvo para tomarle declaración y tratar de comprender si tuvo o no relación con lo ocurrido.

La conexión que hacen los investigadores entre Diallo y la agresión no es casual. Según detalla L’Equipe, existe una rivalidad interna entre ellas, no sólo en el PSG, sino también en la selección francesa. La Policía sospecha que podría haber contratado a dos personas para agredir a Hamraoui y así heredar la titularidad en el conjunto parisino.

Ambas son volantes de contención, por lo que ocupan el mismo puesto y Diallo suele ser la reemplazante de su compañera. De hecho, fue titular en la goleada 4-0 frente al Real Madrid por la Champions League, en el primer partido que Hamraoui se perdió luego de la agresión.

Además, la ausencia de su compañera en el 11 titular del PSG, también podría permitirle a Diallo mostrarse para tratar de consolidarse en la selección de Francia de cara al Mundial del 2023. Cabe destacar que Diallo fue convocada por Corinne Deacon para sustituir a Hamraoui -en aquel momento víctima de una lesión leve- en los últimos dos encuentros que disputó Francia por Eliminatorias.

“No hay nada de villano en este asalto, ya que no se robó nada a las dos jóvenes que estaban en este auto en el momento de los hechos. Uno de los atacantes atacó a Kheira Hamraoui, a la altura de sus piernas, como si quisiera evitar que ejerciera su profesión por un tiempo. Se explora notablemente la pista de una rivalidad interna dentro del PSG”, advirtió una fuente del caso en diálogo con L’Equipe.

En medio de la investigación, Diallo, de 26 años, quedó bajo custodia policial durante la madrugada de este miércoles tras ser detenida en su domicilio de la comuna de Marly-le-Roi (Yvelines). LeParisien se comunicó con el PSG para intentar conseguir más datos sobre la presunta implicación de Diallo, pero desde el club contestaron “no ser conscientes del posible papel que juega en esta agresión”.

En contrapunto, publicaron un comunicado oficial confirmando la detención de la futbolista: “El Paris Saint-Germain toma nota de la custodia policial de Aminata Diallo esta mañana por parte del Versailles SRPJ como parte de los procedimientos iniciados tras un asalto el pasado jueves por la noche contra jugadoras del Club. El Paris Saint-Germain condena enérgicamente la violencia cometida”.

“Desde la tarde del jueves 4 de noviembre, el club ha tomado todas las medidas necesarias para garantizar la salud, el bienestar y la seguridad de sus jugadoras. Paris Saint-Germain está trabajando con Versailles SRPJ para arrojar luz sobre los hechos. El club está atento a la marcha del procedimiento y estudiará el seguimiento que se le de”, concluyó.

Un caso precedente

La agresión a Kheira Hamraoui y la detención de Aminata Diallo por una presunta conexión con el caso, inmediatamente trajo al presente un famoso precedente deportivo que también dio que hablar allá por 1994: el caso de la patinadora Nancy Kerrigan.

El 6 de enero de ese año, Kerrigan se encontraba en Detroit preparándose para los campeonatos nacionales, competencia que otorgaba una plaza para los Juegos Olímpicos de Lillehammer. Mientras caminaba por un pasillo en el Cobo Arena luego de una sesión de práctica, Kerrigan recibió un golpe en la parte inferior derecha del muslo con un bastón de Policía.

Las imágenes y el posterior llanto de Kerrigan pidiendo explicaciones rápidamente llegaron a los medios y fueron noticia en todo el mundo. Pero el caso fue aún más resonante por lo que sucedió después. Tras capturar al agresor, identificado como Shane Stant, finalmente la Policía pudo establecer una conexión.

El ataque había sido planeado por Jeff Gillooly, esposo de Tonya Harding, otra patinadora que se disputaba con Kerrigan la plaza para los Juegos. Gillooly aceptó testificar en contra de la joven a cambio de una reducción de condena, y acabó pasando seis meses entre rejas. Ella negó toda implicación en los hechos, pero la condena mediática fue implacable.

Además, se declaró culpable de conspirar para obstaculizar la acusación y recibió tres años de libertad condicional, se le ordenó realizar 500 horas de servicio comunitario y se le impuso una multa de $100,000 dólares.

Si bien el Comité Olímpico Estadounidense intentó descalificarla, Harding amenazó con una demanda por 25 millones de dólares, por lo que finalmente le permitieron viajar a Lillehammer. Allá coincidió con Kerrigan, quien llegó a recuperarse a tiempo para participar de los Juegos. En la competencia, Harding finalizó octava y Kerrigan, tras una de las mejores actuaciones de su vida, logró la medalla de plata.

En diciembre de 2017, se lanzó una película biográfica sobre Tonya Harding y el ataque a Kerrigan titulada I, Tonya. La película tuvo muy buenas críticas y se llevó un Oscar en 2018.

 

 

 

 

 

 

 

 

[comentarios]

Últimas noticias