26.7 C
Santa Fe
martes 30 de noviembre de 2021

El boliche lo niega, pero él asegura que patovicas le dieron una paliza en Arroyo Seco

Foto: gentileza

Te puede interesar

Marcos Saurralde, de 25 años, está internado en un hospital de Arroyo Seco tras ser agredido, según sus dichos, por el personal de seguridad de Mikha, un boliche de esa ciudad

Un joven denunció que fue agredido por patovicas en un boliche de Arroyo Seco, que le pegaron, le rompieron el tabique nasal y lo dejaron inconsciente afuera de la disco. Ahora está en el hospital Provincial N° 50 de Arroyo Seco esperando que lo trasladen a un nosocomio de alta complejidad, ya que no puede mover los dedos de las manos. Por su parte, el responsable del boliche adujo que el joven se golpeó pero que en ningún momento fue agredido por personal del lugar.

Patovicas le dieron una feroz y brutal golpiza a un joven mendocino. VIDEO

Marcos Saurralde, un joven de 25 años oriundo de Alvear, fue el último viernes al boliche Mikha, en la ciudad de Arroyo Seco. El joven será trasladado este martes a un hospital de alta complejidad en Rosario.

Falleció un joven tras ser golpeado por patovicas en la puerta de un boliche

De acuerdo al relato del propio Marcos, que grabó un video, y al de su hermana, Gimena, el joven estaba en el baño cuando de pronto irrumpió una persona de seguridad que le preguntó si se estaba drogando. El joven dijo que no y ofreció que lo revisara, pero sin decir nada el patovica lo tomó del cuello, lo sacó del baño y “le empezó a pegar piñas en las costillas, y le puso el brazo en el cuello y lo empezó a ahogar. Y enseguida vino otro y le pegó una piña en la cara y lo desmayó. Y de ahí no se acuerda nada”.

“Casi lo matan, quedó inconsciente, tirado en el piso”, relató con angustia su hermana Gimena, quien agregó: “En ese momento llegaron unos chicos y empezaron a gritar que había una persona muerta en el piso. Entonces llegaron los amigos, lo levantaron y trataron de reanimarlo”.

“Hasta el día de hoy Marcos no tiene movilidad ni en los brazos ni en la mano ni en los dedos”, argumenta con angustia la hermana del joven herido.

Marcos, por su parte, dio su versión en un video que es coincidente con la de su hermana. Y amplió algunos conceptos: “Me dejaron tirado afuera de la puerta que boliche que está al lado. Estaba inconsciente y un chico me pudo dar vuelta, porque me estaba ahogando con sangre”.

“Después llegó una chica que es enfermera y que estaba en el baño, y me ayudó. Ahora estoy esperando que me lleven a un hospital de alta complejidad porque necesito saber que tengo en las manos, porque puedo mover los brazos, pero no puedo mover los dedos”, argumentó Marcos, con las dificultades del caso, a Telefe Rosario.

“Quiero salir de esto, por favor, necesito que me ayuden, que se difunda esto, que se haga justicia y que paguen los responsables”, sentenció el joven agredido.

Por su parte, Juan Carlos, dueño del boliche, negó que el joven haya sido golpeado dentro del local. Comentó que habló con el jefe de seguridad, quien le argumentó que el chico tuvo inconveniente en el baño, y la seguridad lo sacó. Afirmó que en el forcejeo con los patovicas, cuando salieron del baño, “se cayó o trastabilló”, y sostuvo que incluso hay testigos.

“Cuando se cayó al suelo se le produjo o se lastimó el tabique nasal, pero nadie lo golpeó. No es que hubo una golpiza, ni lo sacaron, del boliche nada que ver con eso”, señaló en diálogo con Telefe Rosario.

Y agregó: “Lo atendió una chica que es enfermera, que trabaja con nosotros, hasta que llegó la ambulancia y se lo llevaron al hospital de acá, ahí lo atendieron, y quedó internado”.

El propietario del boliche incluso contó que este lunes le pidió al encargado de la seguridad que se contactara con la familia del chico para ver si necesitaba algo, porque “no estamos para pegarle a la gente sino para que venga y se divierta”.

Parte médico de Marcos

Marcos, de acuerdo al parte médico emitido por el hospital de Arroyo Seco, presenta “policontusiones, con traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento. También presentaba una epistaxis nasal (hemorragia nasal), a la vez que presentaba múltiples escoriaciones en la cara”.

El parte agrega que al joven le efectuaron “una tomografía de cerebro y de la columna cervical y se decidió la internación”, al tiempo que las tomografía no arrojaron lesiones.

Respecto de la perdida de sensibilidad en sus extremidades, se deben a “una alteración sensitiva en las manos, por eso se espera la evaluación neurológica”, al tiempo que sostuvieron que no tiene hematomas en otras partes del cuerpo.

 

[comentarios]

Últimas noticias