30.9 C
Santa Fe
jueves 2 de diciembre de 2021

VGG: murió un hombre que había sido baleado hace un mes

Foto: La Capital

Te puede interesar

David Ezequiel Ramos, de 33 años, fue atacado el Día de la Madre a dos cuadras de su casa. Murió este miércoles en el hospital Provincial

Caía la noche del pasado 17 de octubre, Día de la Madre, cuando en San Lorenzo al 2200 del barrio Coronel Aguirre, en Villa Gobernador Gálvez, un estruendo paralizó a los que estaban en la cuadra. David Ezequiel Ramos, de 33 años, se desmoronó frente a su esposa y su hijo de 4 años tras recibir un disparo en el abdomen. El hombre había mantenido un intenso cruce de palabras con dos personas que circulaban en una moto y uno de ellos lo baleó sin ningún tapujo. “Mi hermano podía estar un poco chupete, pero a un borracho se lo esquiva. No se pelea con un borracho. No se le pega a un borracho. Y menos se lo mata”, explicó uno de los hermanos de David invocando viejas reglas de convivencia callejeras.

Malherido, el hombre fue trasladado al Hospital Anselmo Gamen, ubicado a 15 cuadras del lugar del ataque, y de ahí fue derivado al Hospital Provincial de Rosario. Ramos nunca se recuperó y tras agonizar un mes, falleció la noche del miércoles. El proyectil calibre 9 milímetros le perforó intestinos, estómago y un riñón.

Nuevo crimen “sicario” en Rosario: acribillaron a un joven de 21 años

El viernes pasado un hombre que se acercó armado con una pistola calibre 9 milímetros a la casa de la suegra de Ramos fue detenido y quedó en principio a disposición de la unidad fiscal de Flagrancia.

Once hermanos de la familia Ramos llegaron décadas atrás a Villa Gobernador Gálvez desde Helvecia, cabecera del departamento Garay, en el centro este de la provincia, y se instalaron en el barrio Coronel Aguirre. Todos en pocas cuadras alrededor del cruce de San Lorenzo y Levalle. El padre de David Ezequiel Ramos tuvo nueve hijos. A David se lo reconocía por el apodo “Vinchi”. Tenía pareja, un hijo de cuatro años y vivía de hacer changas. Residía a escasos 200 metros del lugar donde el domingo 17 de octubre al atardecer fue atacado a tiros y cayó sobre la polvorienta calle Levalle. Si bien Vinchi fue herido 30 días atrás, los vecinos recordaban las circunstancias de aquella tarde noche en la esquina de San Lorenzo y Liniers (a la altura de Mosconi al 2200).

“El muchacho (Ramos) estaba en la casa de la suegra. Estaba medio tomado. Cuando volvía para su casa andaba con un cuchillo o algo así. Pasaron dos en moto y tuvieron un cruce verbal. Los de la moto volvieron y lo balearon en la panza. Y se fueron”, indicó una vecina. “Mi hermano no sabía cortar una milanesa. No era un tipo de andar amenazando ni nada de eso. Nosotros somos una familia de laburantes. Lo único que hacemos es trabajar”, explicó uno de los hermanos de David Ramos.

Cuadra pobre de barrio pauperizado

San Lorenzo al 2200 es una postal de una cuadra de gente pobre en un barrio empobrecido como esta zona del populoso Coronel Aguirre. Si bien San Lorenzo es una calle con mejorado las mayoría de las calles que la cruzan a esa altura son de tierra polvorienta. Los familiares de Ramos contaron lo que sabían del hecho, reconociendo de que hay muchas versiones aunque todo sucedió ante la esposa y el hijo del hombre asesinado. La familia contó que ya sobre el cierre del festejo del Día de la Madre, Vinchi estaba en la casa de su suegra, en inmediaciones de San Lorenzo y Liniers, a poco más de 500 metros de la capilla San Enrique y la plaza del mismo nombre.

Dijeron que sobre el atardecer, cuando el hombre emprendía el regreso a su casa, “algo bebido”, se topó con dos hombres en moto con los que tuvo un cruce de palabras. Fue entonces que los de la moto siguieron su camino sólo para buscar un arma. Entonces volvieron donde estaba Vinchi y delante de su familia le dispararon al menos un balazo calibre 9 milímetros que lo impactó en el abdomen con orificio de salida.

Ramos fue trasladado al Hospital Gamen y de allí derivado al Hospital Provincial de Rosario. La víctima nunca se repuso de las heridas. Según su familia el proyectil le perforó los intestinos, el estómago y le afectó severamente uno de sus riñones. “Nunca se despertó ni pudo declarar”, explicaron sus parientes.

Atacaron a balazos otra estación de servicio en Rosario

Mientras Ramos agonizaba, un hombre llegó en un auto el viernes por la mañana para “conversar” con la suegra del hombre malherido. Sintiéndose intimidados los vecinos llamaron al 911 y un móvil policial llegó a la escena. Al revisar al apuntado le encontraron una pistola plateada calibre 9 milímetros con varios proyectiles en el cargador y lo condujeron a la subcomisaría 26ª a disposición de la unidad fiscal de Flagrancia. La investigación del homicidio de Vinchi Ramos quedó en manos de Adrián Spelta, fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos. El fiscal comisionó a efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) para que trabajaran en territorio recabando testimonios para determinar la mecánica del ataque que le costó la vida a Ramos. A simple vista en inmediaciones de la escena del crimen no se visualizaban cámaras de videovigilancia.

[comentarios]

Últimas noticias