23.3 C
Santa Fe
viernes 3 de diciembre de 2021

Crisis humanitaria en el Mediterráneo: barco de rescate llega a Sicilia con 10 cadáveres

Foto: HUMA/MSF

Te puede interesar

El barco de rescate Geo Barents, fletado por la ONG Médicos sin Fronteras (MSF) para ayudar a migrantes en peligro en el Mediterráneo, ha desembarcado este viernes en el puerto italiano de Mesina, en la isla de Sicilia, a 186 migrantes rescatados y los cadáveres de diez personas, recuperados cerca de las costas de Libia.

Entre los rescatados hay 152 hombres y 34 mujeres, 61 son menores de edad y el menor del grupo tan solo tiene 10 meses. Provienen de Guinea, Nigeria, Costa de Marfil, Somalia y Siria. La coordinadora de proyecto en el Geo Barents, Caroline Willemen, ha señalado que “es un gran alivio” que las autoridades italianas hayan asignado un puerto seguro a la embarcación para que los migrantes “puedan por fin descansar en un lugar seguro”.

Francia: rescatan a más de 200 migrantes en el Canal de la Mancha

Los supervivientes explicaron a la ONG “que los fallecidos habían pasado más de 13 horas apiñados en el fondo del barco, donde el aire estaba saturado por vapores de combustible”, por lo que MSF concluyó que “lo más probable es que las personas murieran por asfixia”. “Se necesitaron al menos dos horas para recuperar los cuerpos y llevarlos a bordo del Geo Barents, para poder ofrecerles un entierro adecuado una vez que desembarquen. “Estamos conmocionados e indignados al mismo tiempo. Esta es la enésima tragedia en el mar que podría haberse evitado”, señalo Fulvia Conte, subdirectora de las actividades búsqueda y rescate de la organización humanitaria.

Ocho migrantes murieron al intentar llegar al archipiélago de Canarias

La coordinadora de proyecto en el barco ha apuntado que muchos de los migrantes “cargan con las consecuencias físicas y psicológicas de las terribles experiencias por las que han pasado. Muchos de los supervivientes tienen signos visibles de la violencia y los abusos que sufrieron en Libia” resalta. Willemen también ha alertado acerca de las condiciones de salud de los migrantes. “La mayoría están agotados y se encuentran muy débiles después de casi una semana en el mar. Algunos necesitaban asistencia médica y atención de especialistas, incluidas mujeres y niños con patologías que no podíamos tratar a bordo” apunta.

MSF ha recalcado que estas personas necesitan ayuda para recuperarse en un entorno seguro. Los más vulnerables: las mujeres que viajaban solas, los niños, los menores no acompañados y las supervivientes de violencia de género deben recibir protección especializada por parte de organizaciones competentes, de acuerdo con la ONG.

En referencia a los cuerpos recuperados, MSF resaltó que “necesitan un entierro digno” y que coordinará dichas gestiones con las autoridades locales de Mesina. “Entre los supervivientes, las personas que perdieron amigos y familiares en este trágico viaje están de luto por su pérdida: necesitan atención y apoyo psicológico después del desembarque”, recalcó la organización humanitaria.

Amenazas a una ONG alemana

La embarcación de rescate ha ayudado ya a más de 82.000 personas que emprenden la ruta migratoria por el Mediterráneo central. El ‘Geo Barents’ se encuentra actualmente en el mar para llevar a cabo su quinta misión. Se estima que 22.825 personas han muerto o desaparecido en esta travesía desde 2014, que ya suma 1.225 víctimas en lo que va del año. Italia ha experimentado un fuerte aumento de los migrantes en barco en las últimas semanas. Entretanto, el Gobierno de Mario Draghi trabaja en asegurar un acuerdo con la Unión Europea para lidiar con el volumen de llegadas. Según a los datos del Ministerio del Interior italiano, unos 59.702 migrantes han desembarcado en el país en lo que va del 2021, frente a los 32.476 que lo hicieron durante el mismo período el año pasado.

Por otro lado, la ONG alemana Sea Watch ha denunciado este viernes que guardacostas libios han amenazado al personal a bordo de la embarcación de rescate de migrantes, Sea Watch 4, con ser secuestrados. A través de su cuenta en la red social Twitter, Sea Watch ha publicado las grabaciones de una conversación por radio en la que los guardacostas piden al personal del barco que “se dé la vuelta”, a lo que el Sea Watch 4 responde que no se encuentra “en aguas territoriales libias” y que el tránsito está “garantizado por la ley”.

[comentarios]

Últimas noticias