28.5 C
Santa Fe
jueves 20 de enero de 2022

Súper TC 2000: Canapino se consagró campeón

Foto: Infobae

Te puede interesar

El piloto de Chevrolet fue tercero en la carrera en Buenos Aires y selló su corona en el año en que perdió a su padre por COVID-19. Fue su 15º título y está a uno del Flaco, el más laureado en pista a nivel nacional

En septiembre de 2020, en plena pandemia de COVID-19, Alberto Canapino volvió a sumarse el equipo oficial Chevrolet del Súper TC 2000 para ayudar a su hijo Agustín en la búsqueda del campeonato. El piloto estuvo cerca de lograrlo, pero fue subcampeón en un momento muy duro para él por el fallecimiento de su padre en febrero de 2021. No obstante, la mano que metió el recordado técnico en los Cruze sirvió para que el equipo pegue un salto de calidad, fueron más competitivos en esta temporada y eso le permitió al Titán de Arrecifes conseguir el título este domingo.

Alberto fue una de las tantas víctimas fatales de la pandemia y a comienzos de año Agustín sufrió su irreparable pérdida. Tuvo que hacerse cargo del equipo de Turismo Carretera y de TC Pista donde corre su hermano Matías. Ambos pelean por los títulos de sendas categorías que se definirán el próximo fin de semana en San Juan.

Pero en el Súper TC 2000, Agustín llegó como líder a la duodécima y última fecha disputada en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires, con 188 puntos sobre 178 de Leonel Pernía, baluarte de Renault. El panorama siguió positivo para el piloto de 31 años ya que marcó la pole positions, sumó otras tres unidades por ese mérito y largó adelante en la final del domingo, que se corrió bajo un diluvio.

Falleció Frank Williams, el creador de uno de los equipos históricos de la Fórmula 1

Con la alternativa de la lluvia Canapino no quiso arriesgarse y no puso resistencia a Julián Santero (Toyota), que lo superó en el inicio, pero luego se cuidó de Damián Fineschi, compañero de equipo de Pernía. Supo que si el corredor de Quilmes lo superaba, iba a quedar mano a mano con el Tanito.

Sin embargo, en los últimos giros Fineschi lo dejó pasar a Pernía para que el ex futbolista lo vaya a busca a su oponente por la corona y la pelea quedó mano a mano entre ellos. Agustín evitó cualquier roce ya que le sobraban los puntos para poder coronarse y Leo lo pasó en el final.

Canapino terminó tercero y se coronó campeón por segunda vez en la categoría, algo que logró en 2016, también con Chevrolet. Con ello quedó con 15 títulos: 7 de Top Race (2010 a 2014, 2016 y 2017), 4 de Turismo Carretera (2010, 2017 a 2019), 2 de Súper TC 2000 (2016 y 2021), TC Pista (2008) y Copa Mégane (2007). El Titán quedó a uno de Juan María Traverso, el más laureado en pista a nivel nacional con 7 coronas en el TC 2000, 6 en TC y 3 en Top Race.

Al terminar la competencia Agustín besó el auto, el mismo que hace poco más de un año su padre desarrolló y le mejoró la performance para que pudiese tener un medio mecánico superior. Es el primer título que Agustín consigue sin la presencia de Alberto.

“La pasé muy mal, fue una carrera muy loca. Parece que si no se sufre, no vale. Se lo dedico a mí viejo, deseaba con todo mí corazón festejar con él un campeonato de Súper TC2000″, dijo Canapino.

En 2021 Canapino ganó cuatro carreras, tres finales (Buenos Aires, San Juan y Rosario) y una clasificatoria (Buenos Aires), la habitual competencia que se hace los días sábados. Además, dos poles positions y nueve podios en un global de 22 carreras.

Es quinto título del equipo oficial Chevrolet en la categoría que ya se consagró con Christian Ledesma (2004), Matías Rossi (2006/2007) y el propio Canapino (2016 y 2021). La marca del Moño Dorado igualó a Volkswagen y ambas ocupan el tercer puesto general detrás de Renault (11) y Ford (10).

La carrera fue para Santero que en 2022 quedará como punta de lanza de Toyota ante el retiro de la categoría de Matías Rossi, que volverá al TC, seguirá en el Stock Car de Brasil e intentará algún proyecto internacional con la marca japonesa, ya sea en el IMSA (Sport Prototipos y autos de GT) estadounidense o en el Súper GT japonés.

En tanto que Pernía fue segundo y tuvo hidalguía para reconocer el éxito de Canapino: “Esto es deporte y me gusta competir. Lo dejé todo. Lo felicito a Agustín y todo su equipo por lo que bien que hicieron las cosas. Lo tienen muy merecido”.

Fue un buen campeonato del Súper TC 2000 que tuvo a dos rivales peleando mano a mano hasta la última vuelta y que contó con la posibilidad de tener público en su última fecha. A pesar del mal clima, los fanáticos se acercaron en buen número al Coliseo porteño.

[comentarios]

Últimas noticias