20.4 C
Santa Fe
lunes 21 de noviembre de 2022

Escándalo: Villa Dálmine decidió dar de baja a 16 futbolistas

Foto: Gentileza

Te puede interesar

La dirigencia de Villa Dálmine decidió que 16 futbolistas no continuarán en el club luego de una campaña irregular en términos futbolísticos y en medio de las acusaciones tras el partido frente a Barracas Central cuando trascendió que hubo jugadores que fueron “para atrás”.

Según se supo, la decisión fue tomada teniendo en cuenta la finalización de contratos en algunos casos, las no renovaciones en otros y los retornos a sus clubes de origen.

A través de un mensaje en sus redes sociales, Villa Dálmine dio a conocer que los futbolistas no continuarán “por decisión de la Comisión Directiva”, tras lo cual colocó los nombres de los jugadores.

Unión se enfrenta a Barracas Central en su debut por Copa Argentina

El listado completo de los que no seguirán en la entidad es el siguiente:

Arqueros: Emanuel Bilbao, Ezequiel Navarro Montoya y Lucas Bruera.

Defensores: Zaid Romero, Maximiliano Pollacchi, Facundo Lando, Santiago Moyano, Rodrigo Cáseres, Facundo Rizzi, Fernando Bersano
y Agustín Stancato. 

Mediocampista: Germán Díaz.

Delanteros: Lucas Cajes, Alexis Vega, Leandro Larrea y Alejandro Gagliardi.

De este listado, los que fueron titulares frente al equipo del club que preside Claudio “Chiqui” Tapia son: Emanuel Bilbao, Maximiliano Pollacchi, Zaid Romero, Rodrigo Cáseres, Facundo Rizzi, Germán Díaz y Alejandro Gagliardi.

El Cuti Romero no podrá a jugar en lo que resta del año por lesión

.
El polémico partido frente a Barracas Central.
.
El encuentro se jugó el 15 de noviembre y al mismo Villa Dálmine llegó con una racha de ocho partidos sin perder, pero cerró el campeonato de la Primera Nacional con una derrota frente a Barracas Central que con esos tres puntos ganó la Zona B y accedió a la final por el primer ascenso a la Liga Profesional, la cual perdió frente a Tigre.

Días después del partido, comenzó a circular la versión de que algunos futbolistas habían ido “para atrás”, mientras que trascendió que se había realizado una votación entre los jugadores que querían ir al frente y los que no.

El escándalo estalló dentro del propio plantel profesional y, según se supo, una práctica debió ser suspendida por un enfrentamiento entre varios futbolistas que les recriminaron a  otros cuatro la actitud que tuvieron en la derrota.
.
La denuncia.
.
Luego, todo llegó a la Justicia cuando el fiscal federal de Campana, Sebastián Bringas, inició una investigación a partir de una denuncia presentada por el abogado Javier Ferreira, la cual se basa en las declaraciones realizadas por el entrenador del equipo, Marcelo Franchini, y por el ex jugador del club José Basualdo.

Ferreira, en diálogo con Alguien Tiene Que Decirlo, el programa que conduce Eduardo Feinmann por Radio Rivadavia, remarcó que decidió presentarse ante la Justicia por el delito tipificado en el artículo 24 de la Ley del Deporte (20.655), que refiere un mes a tres años de prisión para aquel que ofreciera dádivas para obtener un resultado irregular.

“Tomó estado público y por acción u omisión el órgano de aplicación que es el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación no hizo nada, por lo que decidí presentarme para que se investigue el hecho de corrupción, para saber quiénes están involucrados en ofrecerle plata a Villa Dálmine”, explicó Ferreira.

“Fue una vergüenza, un bochorno, trascendió que hubo un sorteo para ver qué jugadores de Villa Dálmine jugaban a ganar y quiénes a perder, todo para favorecer a Barracas Central y en perjuicio de Ferro Carril Oeste”, agregó el letrado, quien apuntó contra el
“Guapo”, equipo presidido por uno de los hijos de “Chiqui” Tapia (Matías) y donde el “10” y capitán es su otro primogénito Iván.

“Se supone que la idea era que el equipo de Tapia llegara a la final. Hay comentarios y sospechas también sobre varios partidos, de hecho ningún partido de Barracas Central fue televisado y los árbitros siempre fueron de la categoría (Primera Nacional)”, afirmó.

En la última fecha, el “Violeta” cayó 3-1 y luego el entrenador Marcelo Franchini tuvo que suspender una práctica porque entre los
propios jugadores hubo problemas y planteos por presuntamente haber jugado con menos ganas ante el “Guapo”.

“Me enteré de todo. Hubo una votación entre jugadores para determinar quién iba para adelante y quién para atrás. Insólito. Muy grave todo lo que me llegó. Muy grave la situación. Lo que algo se olfateaba en el ambiente, si es realmente todo como se dice y como salió la verdad es que es muy lamentable que mi equipo esté involucrado en esta situación”, expresó Basualdo, que tiene ganas de meterse en la política de Dálmine.

“Creo que ganó un punto la votación para ir para adelante. Fue en vano igual porque teóricamente regalaron el partido”, aclaró.

“Yo creo que hay que echarlos. Si estaban haciendo esa votación y hay cuatro que fueron para atrás, yo como técnico voy y digo
ustedes van para atrás, afuera. Vengan cuatro que vayan para adelante “, sostuvo, y agregó: “Es la primera vez que lo escucho en mi carrera que haya pasado eso. Es bastante triste que siga pasando en nuestro fútbol, que Inclusive la agencia de apuesta tuvo que anular todo, todos los recortes que estoy leyendo… es muy feo lo que está pasando”.

 

[comentarios]

Últimas noticias