11.7 C
Santa Fe
sábado 21 de mayo de 2022

Una joven fue a una cita de Tinder y terminó desmembrada en 14 partes

Foto: gentileza

Te puede interesar

El crimen de Sydney Loofe conmocionó a Estados Unidos. El líder del “culto” fue condenado a muerte y su pareja a cadena perpetua.

Una joven estadounidense de 24 años fue asesinada tras asistir a una cita en Tinder. La víctima, Sydney Loofe, fue asfixiada hasta morir y desmembrada en 14 pedazos por una secta sexual manejada por un hombre que decía ser un vampiro y una mujer que se hacía llamar “La reina bruja”.

Rosario: lo conoció por Tinder y su vida se volvió un infierno

El crimen conmocionó a la ciudad de Lincoln, capital del estado norteamericano de Nebraska.

Se conocieron por Tinder, lo citó para una fiesta sexual y lo mató a balazos

El líder del culto, Aubrey Trail, de 51 años y a quien sus seguidores debían llamar “papá”, fue condenado a muerte por el homicidio. Su novia, Bailey Boswell, de 23, recibió cadena perpetua.

Cómo fue el crimen de Sydney Loofe, la joven estadounidense asesinada por una secta sexual tras asistir a una cita en Tinder

Sidney Loofe trabajaba en una ferretería en la ciudad de Lincoln. Sus padres, George y Susie, vivían en una localidad a tres horas de distancia en automóvil. Sin embargo, mantenían una comunicación diaria.

El 15 de noviembre de 2017, la joven se mostró muy entusiasmada en sus redes sociales. Había pasado por un período de depresión y subió una selfie en Snapchat con la frase “Lista para mi cita”. Debía verse con una tal Audrey, con quien había pactado un encuentro en Tinder.

Los líderes de la secta (Foto: policía de Nebraska)
Los líderes de la secta (Foto: policía de Nebraska)

Fue la última vez que su familia y sus amigos supieron de ella.

Los primeros en preocuparse por Sydney fueron sus compañeros de la ferretería donde trabajaba. Los padres le enviaron mensajes durante todo el día, pero no recibieron respuesta.

A la mañana siguiente fueron a su departamento y allí encontraron su teléfono celular apagado y a su gato Mimzy sin comida. En la puerta de la vivienda estaba estacionado su automóvil. Enseguida hicieron la denuncia a la policía.

Cómo fue la investigación policial sobre el crimen de Sydney Loofe, la joven asesinada por un culto sexual en Estados Unidos

Los investigadores determinaron que el teléfono de Sydney estuvo prendido por última vez en la localidad de Wilber, a 56 kilómetros de su casa.

La cita de Tinder fue la pista fundamental en el caso. Y enseguida llegaron a Audrey, la joven con la que debía encontrarse aquella noche. Al ser interrogada, la mujer confirmó que se habían visto y dijo que la había dejado en la casa de un amigo en un lugar que no recordaba.

Pero las evasivas de la joven la pusieron como principal sospechosa de la desaparición de Sydney. Finalmente la policía descubrió que en realidad se llamada Bailey Boswell y vivía con su novio Aubrey Trail, en Wilber.

Cómo fue el hallazgo del cuerpo de Sydney Loofe, la joven asesinada y desmembrada en 14 pedazos por una secta sexual

La policía investigó los teléfonos de ambos y la triangulación de las llamadas los llevó a una zona a 100 kilómetros de Wilber. Allí, el 4 de diciembre de 2017, hallaron el cuerpo desmembrado de la joven. Lo habían cortado en 14 pedazos.

Las distintas partes de cadáver fueron puestas en bolsas de basura y arrojadas en zanjas de un campo en las afueras de Omaha, en Nebraska.

Pero algunas partes del cuerpo jamás fueron halladas. Tras la autopsia, los peritos determinaron que la causa de la muerte fue por asfixia. Sydney tenía el lóbulo de la oreja desgarrado y hematomas en las muñecas, en los muslos y en la cabeza. Se había resistido hasta el final.

Quiénes eran los líderes de la secta sexual que asesinó y desmembró a Sydney Loofe

Durante el juicio Boswell y Trail dijeron que Sydney había aceptado formar parte de un juego sexual que terminó mal. Luego cambiaron la versión y afirmaron que había aceptado recibir dinero a cambio de ser filmada en escenas sexuales que incluían prácticas de asfixia. Pero finalmente terminaron confesando el crimen.

Ambos se habían conocido a través de un anuncio de masajes. Ella tenía una hija pequeña cuya custodia había perdido. Juntos se mudaron a Wilber y comenzaron a realizar estafas en la zona.

Bailey Boswell ingresa al tribunal que la juzgó por el crimen de Sydney Loofe (Foto: Nebraska TV)
Bailey Boswell ingresa al tribunal que la juzgó por el crimen de Sydney Loofe (Foto: Nebraska TV)

Entonces crearon una especie de “culto” para disfrutar de sesiones de sexo grupal con otras mujeres a las que atraían a través de la aplicación de citas Tinder.

Trail les decía a sus víctimas que era un vampiro capaz volar y de leer las mentes. También les contaba que todos podrían obtener más “poderes” si torturaban y luego mataban gente. Incluso les ofrecía una retribución mensual a cambio de su participación en las estafas.

El se hacía llamar “papá” y ella “La reina bruja”. Las fieles debían respetar ciertas reglas. Si violaban estos preceptos eran abofeteadas o ahorcadas con un cinturón. Cuando una joven anunció que abandonaba el grupo Trail la amenazó con matar a toda su familia si contaba algo de lo que había vivido en el “culto”.

Cuál fue la condena que recibieron los líderes del culto sexual que mató y desmembró a Sydney Loofe

La justicia probó que la pareja había pleanado el crimen con antelación. Imágenes de cámaras de seguridad mostraron el momento en que “papá” y “La reina bruja” compraban una sierra y lavandina antes de la cita de Sydney. La habían elegido como víctima porque pensaban que al vivir lejos de su familia nadie notaría su ausencia.

Trail confesó que Sydney se asustó cuando le ofrecieron unirse al grupo y se resistió a participar en un juego sexual. Entonces la mataron y desmembraron su cuerpo para “proteger” su estilo de vida.

La pareja fue hallada culpable de asesinato en primer grado, conspiración criminal para cometer asesinato y disposición indebida de restos humanos.

“No pediré perdón porque no creo que exista tal cosa. He hecho cosas terribles en mi vida, pero esto es lo único que hice de lo que realmente me arrepiento”, dijo Trail en el juicio, citado por el Daily Mirror.

Trail fue sentenciado a pena de muerte, aunque todavía no fue fijada una fecha para la ejecución. En tanto Boswell fue condenada a cadena perpetua sin libertad condicional. La joven evitó así convertiese en la primer mujer en la historia de Nebraska en afrontar la pena capital. Ahora los abogados defensores anunciaron que apelarán el fallo.

[comentarios]

Últimas noticias