Decapitaron una imagen de la Virgen de la catedral metropolitana