37.6 C
Santa Fe
viernes 27 de enero de 2023

Nadal se consagró campeón en una final épica del Abierto de Australia

Foto: Twitter

Te puede interesar

El español se sobrepuso tras ir dos sets abajo y venció al ruso por 2-6, 6-7 (5-7), 6-4, 6-4 y 7-5. Con ésta victoria se convirtió en el tenista más ganador de todos los tiempos al alcanzar su Grand Slam número 21

En la primera manga, Medvedev logró sacar la diferencia en el quinto game, el ruso pudo quebrarle el saque a Rafael Nadal y poner el partido 3-2. Posteriormente iba a llegar un nuevo quiebre del número 2 del mundo que con el correr de los minutos se fue adueñando del Rod Laver Arena e imponiendo su juego al del español a tal punto de cerrar el set en 42 minutos por 6-2.

No fue hasta el cuarto game del segundo set cuando Rafa pudo quebrarle el saque al joven de 25 años y poner el marcador 3-1 a su favor. Concentrado y más agresivo, el español aprovechó el momento y estiró la diferencia manteniendo su servicio. Medvedev, de todos modos, iba a volver a emparejar el partido e irse al descanso con un 3-4 pero fue durante su servicio cuando el manacorí recuperó la ventaja (5-3).

La segunda manga se estiró hasta el deuce con un ritmo de juego muy parejo entre ambos. Fue en en el cuarto, y después de 12 minutos, cuando el ruso logró quebrarle el saque y reponerse en el marcador (5-4). Los errores no forzados complicaron a Rafa durante el tramo final, sin embargo pudo estirar el juego (6-5) en un set que jugó mucho a nivel anímico y mental de los dos protagonistas.

Australian Open: Nadal rompió en llanto tras clasificar a la final

 

Medvedev mantuvo su servicio e hizo que todo se resolviera en el tiebreak (6-6), fue allí en donde el ruso se impuso por 7-5 llevándose el segundo set consecutivo y complicando la remontada del español.

El primer game del tercer set se disputó como si hubiera sido decisivo. Con esa intensidad el ruso intentó defender su ventaja y el español buscar el batacazo. Ambos pudieron mantener sus saques desde el inicio, incluso en el sexto Nadal estuvo al borde de perderlo pero pudo recuperarse tras estar tres breakpoint por debajo.

Finalmente fue en el noveno cuando se produjo el quiebre del español. El de Manacor puso el juego 5-4 y con el saque a favor consiguió su primer set de partido para descontar en el tablero y alargar la definición.

El público pareció volcarse por Rafael Nadal desde el inicio del cuarto set. Los aficionados jugaron un papel importante en el quiebre con el que el español se puso 2-1. Envalentonado tras haber descontado, el balear salió más decidido que el ruso, a quien la cabeza le jugó en contra al haber perdido la tercera manga.

El público pareció inclinarse por la gesta de Rafa desde el inicio del cuarto set. Los espectadores jugaron un papel importante en el quiebre con el que el español se puso 2-1 y posteriormente 3-2 tras un tenso deuce que pudo haberse decantado para cualquier lado.

Pasadas las cuatro horas de un intenso partido, Nadal consiguió mantener su saque y poner el marcador 5-3. Tras perder los dos primeros sets, el tenista de 35 años sacó a relucir su experiencia al imponerse por 6-4, emparejar el duelo y llevarlo al quinto y último.

El inicio del quinto set fue un fiel retrato de cómo se jugó durante todo el partido. Tensión, intensidad, cansancio y dos grandes rivales que aprovecharon sus mejores momentos. El español y el ruso no se sacaron ventaja en los primeros cuatro games, repartiéndose dos por lado y manteniendo el saque.

La cabeza comenzó a pesar más que el físico después de más de 4 horas y media de juego. El ruso pagó caro los errores no forzados y fue en el deuce cuando Rafa logró quebrarle el saque, mantener el servicio (después de 13 minutos de ida y vuelta) y empezar a soñar con la épica (4-2).

Los fanáticos estallaron después de ver como Rafael Nadal pudo mantener el saque (5-3) y tras una buena defensa del ruso, todo parecía que iba a definirse en el décimo game. Sin embargo, a pesar de tener el saque a favor, el español no supo aprovecharlo y Medvedev igualó el encuentro (5-5) para hacer aún más apasionante la definición.

El reloj marcó las cinco horas y 20 minutos de partido cuando Nadal quebró nuevamente el saque de Medvedev para poner el último set 6-5 e irse al descanso. Finalmente, con el resto físico que le quedaba, ésta vez el español pudo mantener el servicio, sentenciar el resultado y hacer historia al conseguir su Grand Slam número 21.

[comentarios]

Últimas noticias