8.1 C
Santa Fe
jueves 11 de agosto de 2022

Italianos se enfrentan a multas de hasta 500 euros por desperdiciar agua

Imagen ilustrativa: gentileza

Te puede interesar

Los alcaldes de las regiones del norte cierran los grifos mientras el país sufre uno de sus inviernos más secos en 65 años.

Las personas que viven en algunas ciudades del norte de Italia se enfrentan a multas por desperdiciar agua mientras los alcaldes racionan los suministros en medio de una grave sequía.

Namibia puso en venta 170 elefantes debido a la sequía y para impedir su sacrificio

Italia ha tenido uno de sus inviernos más secos en los últimos 65 años, con precipitaciones un 80% inferiores a la media estacional. 

Agricultura declara la emergencia por sequía en el este salteño

La situación ha sido más aguda en las regiones del norte, donde algunas áreas se han visto privadas de precipitaciones significativas durante tres meses o más. El Po, el río más largo del país, se encuentra en su nivel más bajo registrado en invierno desde 1972.

Los alcaldes de ciudades en regiones como Piamonte, Liguria, Lombardía y Trentino han introducido medidas de racionamiento de agua, que van desde el cierre de fuentes y restricciones nocturnas en el agua del grifo hasta la prohibición de usar agua para jardines y parcelas, para lavar autos y llenar piscinas.

Se imponen multas de hasta 500 € a quienes se considere que despilfarran suministros.

“Nunca recuerdo una situación de este tipo en invierno. No hemos tenido lluvia desde el 8 de diciembre”, dijo Francesco Pietrasanta, alcalde de Quarona, una ciudad de Piamonte. “Hay problemas con los pozos de agua, algunas áreas han tenido que ser abastecidas por tanques de agua. La regla es usar agua solo por necesidad real, como por razones de higiene o de alimentación”.

En Bajardo, un pueblo de Liguria, el suministro de agua a los grifos se ha cortado entre las 20:00 y las 8:00 horas. Su alcalde, Francesco Laura, dijo que no tenía elección. “Los manantiales se han secado”, le dijo a La Stampa. “Ya no llega el agua de las montañas, y en el pueblo lo poco que sale de los grifos se usa para cocinar y lavar”. Laura dijo que había llovido poco o nada en el pueblo desde octubre de 2020.

La sequía invernal siguió a una ola de calor intensa y prolongada en Italia el verano pasado. En agosto, se cree que Siracusa en Sicilia rompió el récord europeo de temperatura más alta cuando registró una cifra de 48,8 °C . Las nevadas también han estado por debajo del promedio este invierno.

Los científicos han predicho durante mucho tiempo que la crisis climática y el calentamiento global conducirían a fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes.

“No ha nevado ni llovido en seis meses”, dijo Massimo Niero, alcalde de Cisano sul Neva, en Liguria, al periódico local Il Vostro Giornale. “Habrá problemas en el verano”.

Se pronostica lluvia en el norte y el resto de Italia a partir del miércoles, aunque Pietrasanta dijo que tendría que ser significativa para resolver la escasez de agua.

“Es posible que llueva un poco el viernes, pero no estoy seguro de que sea suficiente”, dijo. “Esta situación debería hacernos pensar en cambiar la política para gestionar el agua de una manera diferente, especialmente con el cambio climático”.

 

[comentarios]

Últimas noticias