21.1 C
Santa Fe
sábado 24 de septiembre de 2022

Impidieron la entrada a unas 2.000 mujeres a un partido de fútbol en Irán

Foto: DPA

Te puede interesar

Human Rights Watch (HRW) criticó el miércoles a las autoridades iraníes por un incidente en el que cientos de mujeres espectadoras no pudieron asistir a un partido de clasificación para la Copa Mundial.

“Las autoridades iraníes han demostrado repetidamente que están dispuestas a hacer todo lo posible para hacer cumplir su discriminatoria y cruel prohibición de que las mujeres asistan a los estadios de fútbol”, dijo un comunicado en el sitio web de HRW. “Dadas las violaciones de larga data de las autoridades iraníes, la FIFA debe seguir sus propias pautas globales sobre la no discriminación y debería considerar imponer sanciones por el incumplimiento de Irán”.

Anteriormente, la FIFA expresó su “preocupación” por el incidente del lunes y dijo que había pedido a la Federación de Fútbol de la República Islámica de Irán (FFIRI) más información sobre el partido que no se jugó en la capital, Teherán, sino en la ciudad religiosa de Mashhad en el norte del país.

La FFIRI expresó su preocupación por las posibles sanciones de la FIFA, incluida la exclusión de la Copa del Mundo de este año.

“Estamos escuchando noticias preocupantes de la FIFA y la AFC (Confederación Asiática de Fútbol)”, tuiteó Mehrdad Seraji, miembro de la junta de FFIRI, el martes, un día después de que Irán, que ya se había clasificado para Qatar, derrotara a Líbano 2-0 el lunes.

También negó que la FFIRI tuviera alguna responsabilidad por el incidente y tuiteó que si se impone una prohibición, “entonces los involucrados en el amargo incidente en Mashhad son responsables”.

No las dejaron pasar

El Ministerio de Deportes de Irán había reservado 2.000 entradas para mujeres aficionadas, pero cuando se presentaron en el estadio Imam Reza de Mashhad, se les negó la entrada.

Según los informes, la policía usó gas pimienta contra las mujeres después de que comenzaran a protestar contra su prohibición. Los videos publicados en las redes sociales muestran a mujeres angustiadas, posiblemente sufriendo los efectos del gas pimienta.

Al igual que Seraji, miembro de la junta de FFIRI, algunos observadores externos han sugerido que los religiosos de línea dura en Mashhad pueden haber actuado unilateralmente sin consultar a la asociación de fútbol.

Tras el partido, el capitán de la selección nacional de Irán, Alireza Jahanbakhsh, también condenó el incidente. “No creo que hubiera pasado nada si las mujeres hubieran venido al estadio”, dijo, citado por la televisión estatal IRIB. “Esto podría promover nuestra cultura”.

[comentarios]

Últimas noticias