13.5 C
Santa Fe
jueves 4 de agosto de 2022

Se negó a pagar en una cervecería de Bariloche y atacó con gas pimienta al encargado

Foto: gentileza

Te puede interesar

Todo comenzó con una “duda” con los precios por parte de la mujer que acompañaba al agresor. El hombre empezó a gritar y fue invitado a retirarse del establecimiento.

Una vez afuera, cuando le pidieron que pague, sacó un gas pimienta y atacó al encargado del lugar, a los turistas y también a los residentes que esperaban por ingresar.

Terror en Rafaela: un sujeto comenzó a disparar en la vía pública e hirió a una mujer

El pasado sábado cerca de las once de la noche se registró un insólito y preocupante hecho en la cervecería Blest, ubicada en el kilómetro 3,840 de Bustillo, cuando un hombre fuera de sí atacó al encargado de dicho local con gas pimienta en el rostro, provocándole heridas en los ojos.

Video: un jubilado se defendió del ataque de un ladrón con un palo

Además, visitantes y barilochenses que hacían fila para poder entrar, también se vieron afectados por la agresión, con malestar e irritación en la vista como resultado.

En diálogo con El Cordillerano, Nehuén, encargado del comercio, indicó que los disturbios comenzaron cuando una mujer se acercó a la caja para plantearle una “duda” con los precios a la cajera, indicando que en el menú que salía en su celular los precios eran diferentes, es decir más baratos.

En ese momento, Nehuén se acercó, debido a que la mujer comenzaba a tratar hostilmente a la empleada, para aclararle que el menú en el celular era de hace tres semanas y que debía escanear el QR nuevo para ver los precios actuales.

Así quedó Nehuén luego del ataque con gas pimienta. 

“Fue ahí que se acercó este hombre, que acompañaba a la mujer, y comenzó a subir el tono de voz hasta que terminó gritando, diciendo que no iba a pagar. Nosotros le dijimos que se retirara del lugar, porque no queríamos que las demás personas tuvieran que vivir ese mal momento”, dijo.

Una vez que el agresor salió del establecimiento el encargado fue también hacia afuera para reclamarle el pago de lo que había consumido, pero lejos de obtener lo que correspondía el violento sacó un gas pimienta de entre sus prendas y lo atacó ferozmente en el rostro, rociando también a las personas que esperaban para entrar a la cervecería.

Ante esta situación, la víctima debió ingresar urgentemente al local para hacerse curaciones en la cara y los ojos debido a la reacción que le provocó el gas, y fue en ese momento que el agresor se dio a la fuga hacia un hostel ubicado en Bustillo y Boock.

Afortunadamente un amigo del encargado siguió al revoltoso y logró hacer que regrese hasta la puerta de la cervecería, donde fue entrevistado por los uniformados de la unidad 27, quienes le tomaron los datos y debieron dejarlo ir por no existir delito que sea corroborado en ese momento.

“Ya sabemos lo que pasa en estos casos en este país, pero por lo menos quiero que se sepa lo que pasó. Estuvimos averiguando y el hombre que agredió es un empleado público, con varios antecedentes por este tipo de hechos”, finalizó Nehuén.

[comentarios]

Últimas noticias