12.8 C
Santa Fe
lunes 27 de junio de 2022

Muñeca Rusa: la aclamada comedia negra estrena su segunda temporada

Foto: gentileza

Te puede interesar

Del loop del presente eterno al pasado revisitado: la crisis existencial deriva en indagación familiar, misterio y sanación

Después de atravesar una de las peores pesadillas de cualquier cumpleañero, cuando quedó atrapada en un bucle durante su festejo de 36 años y se vio obligada a morir y despertar una y otra vez en ese mismo evento al mejor estilo del “Día de la marmota”, Nadia vuelve con nuevas acrobacias temporales.

Las acciones de Netflix se derrumbaron tras perder suscriptores en masa

“Muñeca Rusa” fue toda una sorpresa cuando se estrenó hace tres años. Generó impacto con una premisa fuera de lo común, humor negro y una atmósfera magnética y extraña. La protagonista luchaba por reencauzar su vida tras cada nuevo final trágico. Un déjà vue tan fascinante como claustrofóbico del que pudo salir conectando emocionalmente con el personaje de Alan, también encerrado en esa línea temporal. En esta segunda entrega, que ya está disponible en Netflix, la propuesta se expande.

Los Palmeras y Guillermo Francella llegaron a Netflix con “Granizo”

La historia empieza cuatro años después, a pocos días del cumpleaños número 40 de Nadia. Su amiga Maxine, interpretada por Greta Lee, le prepara un festejo. Nadia está pendiente de Alan: no quiere nuevos desajustes. Pero el universo tiene una sorpresa preparada. Carteles del estreno del musical “Cats”, publicidades de la gaseosa Tab, gente fumando en el vagón del metro: algo no está bien, algo cambió.

etflix

Un viaje subterráneo en Nueva York se transforma para la protagonista en otra odisea temporal. Buena parte de estos capítulos estreno transcurren en el East Village en 1982. Pero también se filmaron escenas en Europa. La historia familiar de Nadia y el destino de las monedas Krugerrand que se mencionan en la primera parte ganan protagonismo en estos nuevos episodios. Pero la serie va mucho más allá y la trama dará prueba de ello hacia el final.

Natasha Lyonne, genial como siempre, es el corazón de “Muñeca Rusa”. Co-creó la serie con Leslye Headland y Amy Poehler y encarna al personaje central, esta joven cínica, algo excéntrica, verborrágica y que fuma sin pausa. Al elenco de la primera temporada se suman, entre otros valiosos aportes, Chloë Sevigny y Annie Murphy.  

Referencias a la cultura pop, chapoteo de conceptos de la física como la ley de entropía y el gato Schrödinger algo ironizados, una banda sonora potente y retro, cuestionamientos existenciales, psicodelia y toques de religión forman parte de una fórmula que invita a entregarse a un viaje con pasos de comedia oscura.

La nueva temporada es una travesía cada vez más lisérgica y deformada. Un experimento que rompe todas las reglas. No sólo porque Nadia no sigue los códigos habituales del viajero en el tiempo, sino porque se desborda hacia vías y volteretas inesperadas.

Esa ambición vuelve por momentos exagerada la propuesta, hay caminos que no llegan demasiado lejos, y de a ratos se extraña el foco y el encierro de la primera temporada. Sin embargo, con un poco de paciencia, cuando parece que todo va a descarrilar, la historia mejora y se encauza para un cierre que vuelve a brillar e ilumina hasta el título de la serie. Como dice uno de los personajes, el dolor no siempre te mueve en línea recta.

 

[comentarios]

Últimas noticias