9.5 C
Santa Fe
martes 28 de junio de 2022

China: por el aumento de casos de Covid-19 aumenta el desempleo

Foto: Reuters

Te puede interesar

China reportó hoy sus peores indicadores económicos en dos años, con el consumo en su punto más bajo y un aumento del desempleo, mientras se enfrenta al mayor brote de coronavirus desde la primera ola de 2020.

La rígida política para luchar contra la pandemia impacta sobre los desplazamientos, el consumo y las cadenas de suministro.

Shanghai, la capital económica del país, con 25 millones de habitantes, que está confinada desde finales de marzo, volverá a la normalidad en junio, anticipó el vicealcalde Zong Ming.
“Quince de los 16 distritos de Shanghai han eliminado las restricciones de la Covid-19 fuera de las zonas de cuarentena”, anunció Zong, según informaron el diario local China Daily y la agencia Europa Press.

El vicealcalde precisó que el transporte público se reanudará gradualmente a partir del 22 de mayo, lo mismo que los comercios, supermercados, farmacias, locales gastronómicos y peluquerías.

Ayer, la ciudad reportó 69 casos sintomáticos de coronavirus y 869 asintomáticos, por primer vez por debajo de los 1.000 casos desde el 24 de marzo.

Shanghai, el distrito con más casos del país, impuso una cuarentena el 28 de marzo pasado, medida que repercutió en la economía china porque la ciudad es uno de los mayores puntos de entrada y salida de las mercancías en el país.

Los analistas esperaban que la producción industrial sufriera una fuerte desaceleración, del 0,5%, pero la caída fue del 2,9% interanual en abril, frente al aumento del 5% en marzo.
En paralelo, las ventas al por menor, principal indicador del gasto de los hogares, cayeron por segunda vez en abril, en un 11,1% interanual, luego de registrar un descenso de 3,5% en marzo, anunció la Oficina Nacional de Estadística (ONE), informó la agencia de noticias AFP.

La tasa de desempleo pasó de 5,8% en marzo a 6,1% en abril, un nivel cercano al récord de 6,1% alcanzado en febrero de 2020 durante los meses más duros de la primera ola de covid-19.

Sin embargo, este índice ofrece un panorama parcial, ya que en China el desempleo se mide en la población urbana y excluye a millones de trabajadores migrantes, particularmente vulnerables.

“La estabilidad de la economía no es solo una cuestión económica, también de estabilidad social”, advirtió el primer ministro chino Li Keqiang el sábado.

Las medidas contra el coronavirus ponen en peligro el objetivo de 5,5% de crecimiento, en un año clave, ya que el presidente Xi Jinping deberá ser reelegido como dirigente de la segunda economía mundial.

Sin embargo, muchos economistas dudan de que el gigante asiático cumpla su objetivo, que marcaría el menor crecimiento de China desde 1990, aparte de 2020, el año en que empezó la pandemia.

En este contexto, para apoyar el crecimiento, Beijing bajó ayer el tipo de interés hipotecario para los compradores de una primera vivienda.

El inmobiliario y la construcción, que representan más de un cuarto del PBI chino, desempeñaron un papel clave para la recuperación económica en 2020 tras la primera ola de la epidemia.

No obstante, estos sectores también sufren de las medidas restrictivas: en abril pasado, las ventas de vivienda bajaron un 39% interanual, según la ONE.

Las autoridades también anunciaron medidas para que las empresas contraten a recién diplomados y pidieron ayuda a las empresas públicas, informó la agencia de noticias oficial Xinhua.

Entre los objetivos de China está el de crear unos 11 millones de empleos, una cifra en baja respecto a 2021, que era de 12,69 millones, pero ese criterio no da pistas sobre el número de empleos destruidos por la crisis sanitaria.

Actualmente, la situación en Beijing respecto del coronavirus tampoco contribuye a una mejora económica ya que se enfrenta a un incremento de las tasas de contagios y a un endurecimiento de medidas para contrarrestar la propagación del virus.

Pese a que la metrópolis apenas registró 1.000 contagios entre sus más de 20 millones de habitantes las últimas semanas, el Gobierno decidió proseguir con su política de “covid cero”, con pruebas casi diarias de detección masiva, confinamientos en residencias, incentivos al teletrabajo y comercios no esenciales cerrados.

 

[comentarios]

Últimas noticias