13 C
Santa Fe
domingo 4 de septiembre de 2022

La réplica de Matías Kulfas a Cristina Kirchner por la que fue despedido

Foto: TN

Te puede interesar

La obra del gasoducto de Vaca Muerta está en el centro de la interna oficial y desembocó en el desplazamiento del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

El presidente Alberto Fernández le pidió este sábado la renuncia al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, luego de que Cristina Kirchner lo acusara de “mentir sin dar la cara” por una información en off the récord que, según la vicepresidenta, difundió la cartera productiva entre periodistas.

El mensaje en cuestión apuntaba contra funcionarios del área energética que supuestamente responden a Cristina Kirchner por haber licitado la provisión de elementos fundamentales para la construcción del gasoducto de Vaca Muerta “a la medida” de Techint.

El mensaje llegó a algunos medios de comunicación y que se atribuye al ministerio de Desarrollo Productivo. (Foto: Enarsa).

En particular, el off the record hacía referencia al tipo de caño que, por su espesor, coincidiría con los que fabrica el conglomerado de Paolo Rocca en Brasil. También denunciaba que se privilegió la compra de válvulas a una empresa importadora por encima de un fabricante local.

Alberto Fernández le pidió la renuncia a Matías Kulfas y apoyó a CFK

Este viernes, cuando oficializó el llamado a licitación para la construcción del gasoducto, Energía Argentina (Enarsa) indicó que ya estaba analizando las ofertas que había recibido para la adquisición de válvulas, electrodos, mantas termocontraíbles, tramos de medición, cromatógrafos y otros elementos vinculados a la obra.

La información que se atribuye a Matías Kulfas fue desmentida públicamente por Enarsa este sábado, a través de un comunicado en el que adjuntó la captura de pantalla del mensaje que se filtró a algunos medios.

El gasoducto y la réplica de Matías Kulfas a Cristina Kirchner por la que fue despedido
Por su parte, la vicepresidenta arremetió contra Desarrollo Productivo a través de su cuenta de Twitter y Alberto Fernández se hizo eco del reclamo. El Presidente expresó su preocupación y aseguró: “Confío en la integridad moral y en la idoneidad de quienes llevan adelante la licitación del Gasoducto Nestor Kirchner”.

La crítica de Kulfas no fue tolerada por el kirchnerismo y precipitó el pedido de renuncia al hasta ahora ministro de Desarrollo Productivo.

Qué decía el off the record que expulsó a Kulfas del Gobierno

A través de Whatsapp, el mensaje que le atribuyen a la cartera productiva dice lo siguiente:

“Información en OFF. La lapicera la tienen que usar los funcionarios de Cristina, que fijaron las condiciones para darle la construcción de las cañerías del gasoducto de Vaca Muerta a Techint. Es IASA, con funcionarios designados por ella, quienes (SIC) hace la licitaciones”, acusa.

Y sigue: “Los que no usaron la lapicera como corresponde fueron sus funcionarios de Ieasa (Integración Energética Argentina S.A.). Ellos armaron un pliego de licitación a la medida de Techint y de la chapa que el grupo fabrica en Brasil, de 33 mm de espesor”.

“Si en lugar de poner esa especificación hubieran puesto 31 mm, como son los gasoductos de Europa, se podría haber provisto de caños desde otra firma que produce en Villa Constitución (Laminados Industriales S.A.). La Secretaría de Industria debía intervenir más activamente en el tema pero el presidente de Ieasa, Gerez, dijo que si no respondían en el acto se caía la licitación y no llegaban con los tiempos”, continúa.

“Y también le adjudicaron la provisión de válvulas a una empresa importadora en lugar de un fabricante argentino que ofrecía precios y condiciones similares, incumpliendo el compre nacional. En definitiva, los que están usando incorrectamente la lapicera son los funcionarios de Cristina”, cierra el texto, en línea con el pedido que la vicepresidenta le hizo a Alberto Fernández este viernes.

La respuesta de Enarsa a la crítica de Matías Kulfas

A través de un comunicado, Energía Argentina (Enarsa) respondió a las dos principales acusaciones que surgen del mensaje atribuido a Kulfas.

Sobre el espesor de los tubos, la empresa afirmó que se trata de un “tema es estrictamente normativo” y aseguró que para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner se pidieron caños con espesores de entre 10 y 19,1 milímetros.

“Previo a iniciar el proceso licitatorio, Energía Argentina procedió a solicitar a la Cámara Argentina de Fabricantes de Caños y Tubos de Acero que indicara qué empresas podían cumplir con dichos requisitos técnicos. La respuesta fue que solo SIAT S.A. cumplía”, aclaró Enarsa.

Y añadió: “Pese a esto, se realizó un proceso licitatorio internacional para convocar a empresas extranjeras. Hubieron consultas realizadas por 6 empresas, pero luego solo SIAT S.A. presentó oferta. Se desconoce en el rubro a la Empresa Laminados Industriales S.A.”.

En relación con la compra de válvulas, en tanto, Enarsa sostuvo que ese punto “no merece mayores aclaraciones”, ya que el proceso licitatorio todavía está abierto. “Será declarado fracasado por parte de Energía Argentina debido a que ninguna de las ofertas recibidas cumplen con los plazos de entrega solicitados”, anticipó.

Agustín Rossi podría quedar al frente de la Agencia Federal de Inteligencia

Una obra marcada por la interna oficial

El gasoducto Néstor Kirchner es una obra estratégica para el Gobierno, ya que apunta a ampliar en un 25% la capacidad de transporte de gas natural y desarrollar la producción de Vaca Muerta, de modo de lograr exportar a Brasil e incrementar el ingreso de dólares.

Con una extensión de 563 kilómetros entre la localidad neuquina de Tratayén y Salliqueló en el oeste de la provincia de Buenos Aires, el ducto atravesará Río Negro y La Pampa. Además, el proyecto incluye obras complementarias como el gasoducto Mercedes-Cardales.

Sin embargo, su desarrollo estuvo atravesado por la interna oficialista en el área energética. A continuación, los hitos más significativos de la disputa al interior del Gobierno:

A principios de esta semana, renunció Antonio Pronsato, titular de la unidad ejecutora del gasoducto y se especuló con que su salida fue por la demora en la obra.

En respuesta, desde el Gobierno minimizaron la salida de Pronsato, a quien calificaron de funcionario técnico, y aseguraron que la obra no tenía retrasos. El secretario de Energía, Darío Martínez, consideró que tampoco habría una demora adicional a partir de la renuncia de un funcionario.

Luego, Enarsa anticipó que estaba en proceso de evaluación de ofertas para los elementos ya licitados y que pronto lanzaría el llamado a licitación para la obra civil. Esto último sucedió el último viernes por la tarde, cuando el Gobierno publicó un suplemento del Boletín Oficial con la convocatoria.

Tras el acto por el centenario de YPF en el que Alberto Fernández y Cristina Kirchner se vieron por primera vez en más de tres meses, se difundió el mensaje en off the record en el que se acusaba a funcionarios vinculados a la vicepresidenta de privilegiar a ciertos proveedores al momento de adjudicar la obra.

Este sábado, tras la desmentida de Enarsa, la queja de Cristina Kirchner y el repudio de Alberto Fernández, el mandatario le pidió la renuncia al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, un funcionario de su confianza que había logrado resistir los embates del ala dura del kirchnerismo.

[comentarios]

Últimas noticias