13.9 C
Santa Fe
domingo 19 de junio de 2022

La Federación de Natación restringió la participación de nadadoras trans en las pruebas femeninas

Lía Thomas, nadadora

Te puede interesar

El titular del FINA, Al Musallam, anunció el lanzamiento de la nueva “categoría abierta”; “No quiero que se le diga a un deportista que no puede competir en el más alto nivel”, afirmó, fue tras la polémica con Lia Thomas.

Después de que el mundo de la natación se concentrara en el caso de Lia Thomas, la Federación Internacional de Natación (FINA) anunció una medida que marca un punto de quiebre en el deporte. La organización prohíbe la competición de chicas transgénero en la categoría de mujeres y, en su lugar, lanza una “categoría abierta”.

De esta manera, la natación pretende convertirse en el primer deporte en poner en funcionamiento una “categoría abierta” en la que podrán competir deportistas transgénero. Así lo anunció este domingo en Budapest Husain Al Musallam, presidente de la Federación Internacional (FINA).

“No quiero que se le diga a un deportista que no puede competir en el más alto nivel”, afirmó Al Musallam durante un Congreso extraordinario de la FINA, celebrado en el marco del Mundial de Natación, que arrancó el sábado.

 

Michael Phelps se metió en la polémica de la nadadora transexual Lia Thomas

“Voy a poner en funcionamiento un grupo de trabajo para crear una categoría abierta en nuestras competiciones. Seremos la primera federación en hacerlo”, aseguró.

Esta decisión de la FINA llega cuando la natación se ha visto sacudida por una polémica referente a la nadadora transgénero estadounidense Lia Thomas.

La nadadora, que hasta 2019 compitió como hombre y formó parte del equipo masculino de la Universidad de Pensilvania durante tres años, cambió de sexo y el último año volvió a participar en una competencia oficial entre mujeres. El proceso incluyó el año de tratamiento para suprimir la testosterona. Cumplió todas las reglas. Pero la polémica no se detuvo.

En noviembre de 2021 empezó la controversia. Durante la compentencia, Thomas recibió muchas muestras de rechazo desde el ambiente de la natación. Entre sus detractores, la jueza de la Federación USA Swimming, Cynthia Millen, renunció a su cargo en señal de protesta por este caso. “No pretendo criticar a Lia, pase lo que pase, es una hija de Dios, una persona preciosa, pero es un cuerpo masculino nadando contra el femenino. Ese cuerpo masculino nunca puede cambiar. Ese cuerpo masculino siempre será un cuerpo masculino”, protestó.

Ahora, durante su Congreso, la FINA aprobó una nueva política de “inclusividad”, que excluirá de hecho a numerosas nadadoras transgénero de la natación de élite femenina.

Brent Nowicki, director general de la FINA, declaró que la organización estaba decidida a mantener competiciones separadas para hombres y mujeres.

“[La FINA] reconoce que ciertas personas pueden no estar en medida de competir en la categoría que corresponde mejor a su género legal o a su identidad de género”, añadió.

La competición masculina, por contra, estaría abierta a todos, pero los deportistas nacidos con sexo masculino no podrán competir en las categorías femeninas de la FINA o establecer plusmarcas mundiales.

Con información de las agencias AFP y DPA

[comentarios]

Últimas noticias