18.9 C
Santa Fe
jueves 21 de julio de 2022

El festejo de Troyansky hizo enojar a los jugadores de Boca y hubo disturbios

Foto: El Litoral

Te puede interesar

Los jugadores no se tomaron bien el festejo del delantero Tatengue, quien además habría hecho señas contra la hinchada del local. El cruce camino a los vestuarios hizo suspender los festejos por el cumpleaños de Riquelme.

Unión ganó 2 a 1 a Boca Juniors por la quinta fecha de la Liga Profesional. El triunfo se definió en la última del partido, cuando Franco Troyansky convirtió de penal para el Tatengue, pero su festejó hizo enojar a los jugadores del “Xeneize” y desató un encontronazo que podría traer sanciones disciplinarias.

Cuando parecía que el partido terminaba 1 a 1, Carlos Izquierdoz le dio una patada a Juan Portillo en el área en su intento por despejar la pelota y le dio un penal al equipo de Munúa. En primera instancia, el árbitro Yael Falcón Pérez había marcado la infracción afuera pero el VAR, luego de más de dos minutos, indicó que el contacto había sido adentro del área.

Troyansky acomodó el balón, definió cruzado, pero su disparo fue atajado por Javier García. Mientras en las tribunas se desataba la fiesta y los jugadores del Xeneize se abrazaban con el ex Tigre, el VAR intervino nuevamente para informarle al juez que había que repetir el disparo. Es que cuando el volante ejecutó, el guardameta estaba adelantado.

Unión le ganó a Boca en La Bombonera

En la repetición, Troyansky no falló y estampó el 2 a 1 final. En su festejo se quitó la camiseta y la levantó emulando un festejo icónico de Lionel Messi, que hoy cumplió 35 años, y se la mostró a la hinchada de Boca. Más tarde, cuando se iba rumbo al vestuario volvió a hacerle gestos a la tribuna del Xeneize, lo cual enojó a los futbolistas del elenco local.

Frank Fabra, Jorman Campuzano, Luis Advíncula y Marcos Rojo fueron algunos de los dirigidos por Sebastián Battaglia que corrieron en búsqueda del jugador de Unión y en su camino, al ser frenados por agentes de la policía de la ciudad y por otros futbolistas del Tatenge, se repartieron algunos golpes y empujones. Todo esto deberá ser informado por el árbitro Falcón Pérez por lo que podría haber sanciones disciplinarias para varios de los protagonistas de este escándalo.

El caos y el desenlace del duelo provocaron además que Boca Juniors suspendiera el festejo programado por el cumpleaños 44 de Juan Román Riquelme, quien en el minuto 10 del partido recibió la ovación y el cariño de sus hinchas.

Con la victoria, Unión ganó su segundo encuentro y alcanzó los 7 puntos en la tabla. Ahora, el Tatengue deberá pensar en Nacional de Uruguay, rival al que enfrentará el martes por Copa Sudamericana.

[comentarios]

Últimas noticias